¿Por qué insultan a Andalucía?

He leído lo siguiente en EL PAÍS:

La eurodiputada y candidata del PP al Congreso por Madrid, Ana Mato, afirmó ayer que “los niños andaluces son prácticamente analfabetos”. “Es que Chaves no ha hecho nada por la educación de los niños. Parece que le gusta y quiere que estén así”, argumentó la candidata en una entrevista en Punto Radio y en relación al informe PISA sobre Educación, que sitúa a Andalucía a la cola de las comunidades españolas.

Mato pidió “disculpas” horas después: “Ha sido una expresión poco afortunada, porque en ningún caso he querido tachar de analfabetos a los niños andaluces. Si alguien se ha sentido molesto, pido disculpas porque no he tenido intención de molestar a nadie”.

Pues si señora, si que estamos molestos. Estamos hasta el gorro que cada dos por tres insulten a los andaluces. Y yo personalmente no le admito las disculpas. Ya está bien de primero tirar la piedra y luego esconder la mano.

Ni somos analfabetos, ni estamos subsidiados. Somos una comunidad de gente normal, que se levanta cada mañana para trabajar duro. Nuestros niños van cada día al colegio a aprender junto a unos magníficos profesionales de la educación. Nuestros jóvenes pueden ir a la Universidad, alguno de cuyos centros son referentes a nivel nacional e internacional.

Somos una comunidad innovadora, tanto social como económicamente, que se esfuerza en desarrollarse, en crear empresas y en investigar. Pioneros en muchos ámbitos, como el de las células madres o las energías renovables, y orgullosos de lo que producimos: los mejores jamones del mundo, el mejor aceite del mundo, y alguno de los mejores vinos del mundo.

Nuestras tradiciones, cultura, historia y monumentos, junto a una gran riqueza paisajística, nos convierte en un destino mundial del turismo. Hay muchos andaluces universales que son precisamente el reflejo de nuestra riqueza intelectual, como por ejemplo Lorca.

Y si hemos recibido subvenciones, de la Unión Europea o del Estado, ha sido para compensar el expolio de muchos siglos realizado por gente que no creía en los andaluces. Pero el dinero lo hemos gastado bien, no en el tópico de la pandereta y la siesta, sino en convertirnos en una de las regiones del mundo que más ha avanzado en estas últimas dos décadas.

No solo eso, los inmigrantes andaluces han contribuido al progreso de otras regiones y otros países. Ahora regresan a casa, para tener su merecido descanso, y porque sus nietos ya no necesitan irse de Andalucía.

Yo quiero que la gente vaya a votar, porque no me da miedo que la gente vote, independientemente del partido que apoyen.

Me gustaría que vayan a votar todos, incluidos los que apoyan a su partido. Porque no creo que ellos, que son andaluces, consideren a sus vecinos y vecinas analfabetos. Y porque me merecen el máximo respeto, al igual que los votantes del resto de los partidos.

Solo le pido una cosa, señora Mato: una vez conocidos los resultados electorales en Andalucía, si no son favorables a los intereses de su partido, no se le ocurra decir que votamos lo que votamos porque somos analfabetos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Tan solo decirte ole ole y ole muy bien contestado ya esta bien de insultar a los andaluces coño.

  2. Gracias por tu colaboracion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: