Los interventores del PP

Según me cuentan en Córdoba, la actitud de muchos interventores y apoderados del Partido Popular el día de las elecciones rozó los límites de lo tolerable.

Al parecer la presión que ejercían sobre los votantes que acudían a los colegios, tanto a la entrada de los mismos, como en la cercanía de las cabinas o en las mesas donde se encontraban las papeletas y los sobres, entorpecía, en algunos momentos, el ejercicio cómodo del voto secreto. En un colegio concreto, la policía nacional se tuvo que llevar en volandas a un apoderado del PP.

Tanto han crispado durante estos cuatro años que algunos de sus simpatizantes se lo han tomado muy en serio, y llegaron a las mesas electorales como si estuviéramos en mitad de una batalla.

La realidad al final se impuso y, en Córdoba, el PSOE se quedó con los 4 diputados que tenía y el Partido Popular perdió uno, pasando de 3 a 2. En el Parlamento Andaluz pasó al revés, el PSOE se quedó con uno menos y el PP con uno más. No hacía falta tanta crispación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: