El gobierno español no acepta las recetas de la Comisión Europea ni del BCE contra la crisis

(by Manolo Aguilar): El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, salió ayer en defensa del modelo español de revisión de los salarios después de que la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) lo criticaran y exigieran moderación salarial.

Según Solbes, el sistema de actualización de los sueldos frente a la inflación incorpora como un elemento fundamental la evolución de la productividad. En este sentido, el comisario europeo de Asuntos Monetarios, Joaquín Almunia, aseguró ayer que el problema español no es el salarial sino el de la baja productividad.

A su llegada a la reunión informal de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin), que se celebró en Niza (Francia), el responsable de la política económica española respondió así a las advertencias de que, en un contexto de elevada inflación, la indexación automática de los salarios puede desatar una espiral de aumento de precios.

 

LA INFLACION En los últimos días, el presidente del BCE, Jean- Claude Trichet, ha renovado sus ataques contra estos mecanismos, generalizados en algunos países de la eurozona como España y Bélgica, y ha pedido su desaparición. También lo ha hecho la Comisión Europea, en especial por las cláusulas de revisión salarial en España.

Solbes consideró que esta preocupación puede estar justificada “en algunos casos, pero no de forma generalizada”. Recordó que, en el modelo español, los incrementos no se establecen en función de la inflación prevista sino del objetivo oficial, lo que permite que con tasas de aumento de los precios del 4% se negocien subidas de sueldos del 2%.

Aunque a posteriori se activan cláusulas de revisión que compensan el desvío de la inflación respecto al objetivo, estas se aplican teniendo en cuenta la evolución de la productividad como un elemento fundamental, recalcó el ministro. También su colega belga, Didier Reynders, rechazó las críticas contra su sistema de fijación de salarios –en Bélgica el ajuste se produce, en muchos casos, mensualmente– y precisó que, según los datos facilitados por el BCE, los países con mecanismos de revisión salarial no están en una situación peor que la media europea.

EN LA MEDIA Así, aseguró que en los últimos años la evolución de los costes salariales en los países con sistemas de revisión ronda la media de la zona euro, y solo Alemania y Austria están en una situación algo mejor.

Reynders se mostró, en cualquier caso, partidario de seguir atentamente la negociación entre los interlocutores sociales. Por su parte, Almunia recordó “la bajísima productividad” que ha hecho que la economía española pierda competitividad frente a otros países de la UE y “resta posibilidades de hallar palancas de crecimiento en un momento en que la vivienda y otros sectores acusan debilidad”.

Almunia hizo estas declaraciones al ser preguntado por las últimas críticas de la Comisión. “Si vemos la evolución de los salarios nominales en los últimos años, no han evolucionado por encima de la inflación. Más bien en algunos años han evolucionado por debajo”, explicó.

El día después de que el Eurogrupo rechazara un plan de choque contra la crisis, los ministros dejaron de nuevo claro ayer que no son partidarios de “innovaciones” para hacer frente a la crisis y acordaron combatirla con los instrumentos tradicionales como el rigor presupuestario y las reformas estructurales.

Por tanto en Europa no son partidarios de realizar planes de choque contra la crisis y sin embargo el gobierno español sí toma medidas contra la misma. ¿No debiera el P.P. actuar en el Parlamento Europeo con la misma beligerancia que lo hace en España y exigir medidas…?. Claro que no… para ellos la crisis en nuestro país es, simple y llanamente,  un elemento de electoralismo y de confrontación política y nada más.

También es lamentable que el BCE (Banco Central Europeo) y la Comisión Europea planteen como uno de los elementos para combatir la crisis la congelación salarial y que no existan cláusulas en los convenios colectivos que eviten la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. Evidentemente para ambas instituciones los paganos de la crisis han de ser los de siempre, los más débiles, los trabajadores. Por esoel BCE tampoco baja los tipos de interés para que, en momentos de crisis, los bancos ganen más dinero a costa de quienes tienen hipotecas. También me gustaría saber si el PP defiende igualmente estas recetas de congelación salarial. Seguro que sí, aunque no se atreven a decirlo.

Por ello, no sé si el BCE debiera de cambiar su nombre y definirse como el Banco de aquellos cuyos intereses realmente defiende, que por supuesto no son los de todos los europeos…

Menos mal que el gobierno socialista toma medidas, porque si ahora mismo gobernase el PP y aplicasen las recetas de la Comisión Europea y del BCE los trabajadores estaríamos sufriendo con mucha mayor virulencia los efectos de esta crisis internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: