CAJASUR; NIETO Y EL PP

Hay ciertas cuestiones que para la iglesia son pecado y en Córdoba una de ellas es hablar de CajaSur. Una caja de ahorros, la de los cordobeses…, perdón la de los constructores, controlada por el cabildo, que transformó totalmente su razón de ser y en vez de hacer negocio prestando dinero a la sociedad y a la economía cordobesa se dedicó a poner en riesgo la existencia de la misma como consecuencia de una excesiva inversión en el ladrillo. 

 Y es que, allá por el año 2004, el consejo de administración de CajaSur, sin participantes del PSOE y en el que se encontraba, entre otros, el parlamentario andaluz y flamante candidato a la alcaldía de Córdoba por el PP, José Antonio Nieto, siguiendo las directrices del gobierno del PP y de su ministro de Hacienda Cristóbal Montoro condujeron a esta entidad  a la senda del pelotazo inmobiliario sin prever los riesgos que ello conllevaría.

 El día 10 de octubre de 2002, en el Diario ABC, Cristóbal Montoro,  queriendo restar importancia a las advertencias del Banco de España sobre el excesivo nivel de endeudamiento, señaló que el incremento de endeudamiento de las familias españolas cuando adquieren una vivienda no preocupaba al Gobierno, «ya que la compra de un piso programa a largo plazo un incremento del nivel de ahorro, y eso es muy bueno». Además señaló que si la economía española atraviesa por un momento de crecimiento sostenido es gracias «a la fortaleza del sector inmobiliario». «Estamos creciendo cuatro veces más que la media europea -apuntó- y hemos recortado distancia a los países más desarrollados. Todo esto es gracias al comportamiento de la construcción, que ejerce de motor económico». Asimismo subrayó el papel de «actividad anticíclica» que está desempeñando el sector inmobiliario. En su opinión, el «boom» del mercado de la vivienda ha contribuido a un «círculo virtuoso» de la economía, al empujar la creación de empleo y, consecuentemente, la demanda de nueva vivienda.

 Esta era la irresponsable política económica y las recetas que el PP aplicaba allá donde participaba y ello incluía en su estrategia a las Cajas de Ahorros, circunstancia que finalmente originó, en el caso de CajaSur una sanción por el Banco de España al consejo de administración de la caja cordobesa con motivo de su elevada concentración de riesgo de la inversión crediticia en el sector inmobiliario.

 Ahora, que se ha conocido todo esto, Nieto no sólo no asume su responsabilidad sino que además se niega a reconocer que de aquellas aguas…, estos lodos y como resultado de todos estos despropósitos o bien la caja se fusiona con otra entidad solvente (de sobra es sabido que el PP desea que sea con otra caja de una comunidad autónoma gobernada por ellos) o bien debe ser intervenida por el Banco de España para evitar así males mayores a todos esos cordobeses y cordobesas que durante tantos años han depositada su confianza en esta entidad.

 Pero esto no queda ahí. Pues supongo que la debilidad de CajaSur también habrá tenido su influencia para que en la provincia de Córdoba se hayan reducido, durante el segundo trimestre de 2009 (comparado con el mismo período del año anterior), los créditos al sector privado un 3,29%. Ha sido, con diferencia, la provincia que más los reduce, por encima de Málaga que baja un 1,89%; de Almería que desciende un 0,74%; Jaén lo hace un 0,71%; Huelva un 0,60% de bajada; Cádiz un 0,17%; mientras que Granada con un 0,26% y Sevilla con el 0,03% incrementan el crédito al sector privado.

 Y arrastrada por esta circunstancia, también es Córdoba la provincia andaluza que menos reduce, entre enero y agosto de este año, el importe de la morosidad. Nos encontramos 24,38 puntos por debajo de la reducción media de la morosidad en Andalucía.

 Por tanto es loable que el PSOE cordobés haya puesto sobre aviso a los cordobeses y cordobesas para que no se dejen llevar por este tipo de gestores irresponsables que han llevado a CajaSur a un estado lamentable. Tan lamentable que, a tenor de los datos  que he comentado anteriormente, probablemente también pudiera estar teniendo un efecto negativo para que el crédito no llegue con fluidez ni a las familias, ni a los autónomos ni a las empresas cordobesas.

 Nieto debiera de reflexionar y abandonar el cinismo cuando hable de la fusión de CajaSur o de los problemas de las empresas, de los autónomos, de las familias, porque él ha ayudado a crear uno muy gordo, que dejará de ser pecado cuando se arrepienta y pida disculpas a los cordobeses y cordobesas, en vez de convertirse en otro “Querellator” como Javier Arenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: