Crisis sin antededentes=movilización sin precedentes

Una situación de crisis, sin antecedentes, como la que estamos atravesando; además de conllevar una movilización de recursos sin precedentes, como lo están haciendo la Junta de Andalucía y el gobierno de Zapatero, necesita también de una unidad y de una motivación del partido socialista, sin parangón en su historia. Comparable sólo a los momentos de lucha contra la pérdida de derechos y libertades que suponía el fascismo o al necesario activismo, durante la transición democrática, que llevó finalmente al PSOE a ser el primer partido de este país.

 Esa es a mí entender la estrategia que ha de desarrollar el partido socialista en estos momentos. Una estrategia de cercanía con los ciudadanos que les permita comprobar que los socialistas están  preocupados por ellos.

 Que les permita observar que los problemas de las familias, de las personas desempleadas, de los autónomos, de las pequeñas y medianas empresas; en definitiva de la sociedad cordobesa, andaluza y española, son también los problemas del PSOE  y que los socialistas sufren con ellos.

 Pero la ciudadanía también debe constatar que el partido socialista está poniendo toda la carne en el asador para solventar o paliar estos problemas y que además los gobiernos de Zapatero y  Griñán están transitando la crisis en solitario, sin ninguna ayuda del principal partido de la oposición.

 Cuestión que tampoco es de extrañar, pues siempre he estado convencido  que el PP no iba a meter el hombro. De hecho sólo se están dedicando a meter el dedo en la herida, agitándolo permanentemente para que ésta no cicatrice. Simple y llanamente pretenden que la crisis les de lo que no les dan las urnas. Esa es la verdadera lealtad política del PP con España y con Andalucía, “cero patatero en patriotismo”.

 Y los ciudadanos también quieren ver a un gobierno que actúe coherentemente y que además proyecte coherencia.

 En la calle…, la gente quiere ver que los socialistas tienen bien definida la hoja de ruta contra la crisis.

 La gente quiere creer que el partido socialista va a ser capaz de acabar con la crisis y de encauzar la economía hacia la creación de empleo.

 La gente quiere seguir sintiendo que el partido socialista no va a dejar a nadie tirado en la cuneta.

 La gente quiere seguir viendo que el partido socialista va seguir franqueando esta crisis sin pérdida de derechos sociales ni laborales.

 La gente… lo que quiere es que el PSOE les garantice que esta crisis no se va a llevar por delante los pilares básicos del Estado de bienestar.

 Por eso, ahora es el momento de la política con mayúsculas. Ahora es el momento de que el partido socilista, las comisiones ejecutivas a todos los niveles; los y las representantes del partido en las Instituciones: concejales, alcaldes, diputados provinciales, parlamentarios, diputados, senadores, delegados y delegadas provinciales de la Junta, y todos aquellos cargos públicos designados por el partido, se pongan las pilas y se “conjuren” para tomar “literalmente” la calle.

 Ahora es el momento de hacer política, para quién quiera hacerla, o de abandonarla quién no se sienta cómodo o cómoda, porque hacer política en tiempos buenos es fácil pero en los momentos difíciles es cuando los y las socialistas tienen que dar el “do de pecho”. Y  ahora, es el momento de la política…, pero con toda su carga ideológica, la del socialismo democrático.

 Y los ciudadanos también quieren ver al PSOE como lo que es… un partido unido, un partido centrado únicamente en la lucha contra la crisis y ese es un esfuerzo que le corresponde realizar a toda la familia socialista.

 Por que tampoco se puede perder la perspectiva de las elecciones municipales del 2011, un proceso que está a la vuelta de la esquina y que será, sin lugar a dudas, el primer test que pasaran los socialistas.

 Será el momento en el que los ciudadanos evaluen el trabajo que se ha venido desarrollando durante todo este período convulso, del que estoy convencido habremos salido para entonces, iniciando ya la recuperación del empleo a través de ese gran compromiso, el VII Acuerdo de Concertación Social, que nuestro presidente Griñán acaba de suscribir recientemente con los agentes sociales y económicos de Andalucía y que sin duda será la senda que abra el relanzamiento de nuestra Comunidad autónoma hacia una economía más sostenible y hacia la generación de más empleo y de mayor calidad.

Yo, que he participado en el Comité Provincial que los socialistas han realizado este fin de semana en Córdoba, he podido comprobar en primera persona cómo están trabajando, cómo se están desviviendo los alcaldes, alcaldesas, concejalas y concejales socialistas por los problemas de sus ciudadanos. Sin lugar a dudas, dedicación, trabajo y esfuerzo son  los mejores avales que se pueden presentar a la hora de volver a pedirles su confianza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: