EL PP… UNA MAQUINA DE ALARMA MASIVA

Yo creo que a estas alturas ya  nadie tiene la menor duda de la estrategia electoral del PP. Partido que, para mantener permanentemente movilizados a sus votantes, ha escogido la táctica de convertirse en una “máquina de alarma masiva”.

Rajoy y su plana mayor no han vacilado ni un segundo en  poner en tela de juicio la estabilidad de la economía y del sector financiero español. Menos mal que las pruebas de estrés realizadas a los Bancos y Cajas de España les han tapado la boca, pero aún así no rectifican.

Ni han tenido la menor duda en cuestionar al gobierno, a la policía, a los jueces…, en definitiva a los pilares básicos del Estado de Derecho, pero todo ello sin presentar ni una sola prueba. Para el PP el estado de derecho sólo funciona si a ellos no les afecta, porque el caso Gurtel o el caso Brugal sólo son un invento de Zapatero contra el “partido de los trabajadores”.

Tampoco han tenido el más mínimo pudor en resquebrajar la cohesión y la convivencia pacífica de todos los españoles en sus diferentes comunidades autónomas. Ahora resulta que, según el PP, prohibir los toros en Cataluña conlleva la “ruptura de España”. Esto me suena a aquella constante de “España se rompe”…, pero por mucho que lo intenten todavía estamos enteros, ninguna región se ha segregado de España, ni creo que eso ocurra.

También quiero recordar, en la maestría del arte de generar alarma, como allá por finales de agosto del pasado año, El PP pidió al Gobierno que vacunara contra la gripe A a la “inmensa mayoría” de la población española y no al 40% de los ciudadanos, como se tenía previsto. “El Ejecutivo no puede ponerle límite a quién vacunar”, dijo  la coordinadora de Participación Social del PP, Ana Pastor. Más vale que el Gobierno se exceda a que se quede corto, sobre todo cuando hay una pandemia. Esa era la postura del principal partido de la oposición.

Bueno pues hoy tenemos un excedente de 4 millones de vacunas de la gripe A, por valor de 28 millones de euros. De haberle hecho caso al PP ahora ese excedente sería brutal, con un coste de casi el triple. Por tanto en este caso, además de alarma social, el PP pretendía generar un importante coste económico adicional.

En definitiva el objetivo del PP es tratar de generalizar  alarmismo con la economía, con el sector financiero, con el estado de derecho, con la convivencia pacífica de las autonomías, con la salud, con todo…, para llegar a una situación de asqueo y desconfianza total de la ciudadanía que les permita las mejores expectativas electorales.

Pero yo creo que los ciudadanos saben calibrar cada momento y las determinaciones que cada uno ha tomado al respecto, por eso estoy convencido que el PP ganará las encuestas… pero no las elecciones.

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Yo creo que a estas alturas ya  nadie tiene la menor duda de la estrategia electoral del PP. Partido que, para mantener permanentemente movilizados a sus votantes, ha escogido la táctica de convertirse en una “máquina de alar…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: