¿OPOSICIÓN O INQUISICIÓN?

Durante los últimos días hemos comprobado en Andalucía como los líderes políticos del PP, en vez de hacer oposición, parecen haberse convertido en un tribunal de la “inquisición”.

Pero con una sola diferencia, que Torquemada se amparaba en la religión y ellos en la política porque, con respecto al resto de prácticas, no existe ninguna diferencia en cuanto al proceder de los nuevos inquisidores del siglo XXI y los de antes.

Comento esto a colación del linchamiento y la cacería a la que está sometido Rafael Velasco, ex-vicesecretario general del PSOE andaluz, con motivo de la gestión de programas formativos de la Junta de Andalucía por el centro colaborador del Servicio Andaluz de Empleo que dirige su esposa.

Y lo denomino linchamiento y cacería porque todo lo que se ha dicho y todas las acusaciones que se han vertido son meras especulaciones y medias verdades, lanzadas con la única intención de sembrar dudas donde no las hay.

Cualquiera que conozca el funcionamiento del procedimiento para acceder a estos programas formativos sabe de sobra que se trata de subvenciones sin ánimo de lucro cuyas cuantías hay que justificar al 100% y que pasan hasta por el control de un Auditor independiente el cual emite un informe sobre el que se basa la acción final del Servicio Andaluz de Empleo para que dicha subvención se pueda liquidar al completo, en parte o se pida su devolución. Por tanto la posibilidad de lucro o de beneficio empresarial es nula, de tal manera que cualquier referencia a esta circunstancia no pretende nada más que confundir y hacer daño.

En cuanto a los criterios para otorgar este tipo de subvenciones, todos los Centros Colaboradores pasan por “concurrencia competitiva” y por tanto a los proyectos de formación de cada entidad se le aplica un baremo en el que se tienen en cuenta la calidad del proyecto formativo y otros aspectos relacionados con el Centro Colaborador.

Por lo tanto, las subvenciones para la formación se aprueban si los centros colaboradores reúnen los requisitos legalmente establecidos. No se acceden a ellas por simpatías o afinidades. Y decir lo contrario es querer sembrar la duda para dar pábulo a intereses totalmente espurios.

Pero el responsable de todo esto no es otro que Javier Arenas, cuyo único interés es convertir Andalucía en una región bajo sospecha, en un barrizal político al estilo de lo que ellos tienen en Madrid o Valencia. Una actitud que en nuestra tierra, lamentablemente, ya es algo cotidiano, porque cada dos por tres asistimos por parte del PP a una nueva “cacería” contra los responsables del partido socialista al más alto nivel. Primero le tocó a  Luis Pizarro, después a Manolo Chaves, ahora a Rafa Velasco y seguro que los “detectives privados” ahora mismo estarán preparando un nuevo dossier para cuando se acabe este espectáculo bochornoso empezar con otro, porque aunque no consigan la imputación ni la condena de nadie, saben que “criticando siempre algo queda” sobre todo el deterioro político, moral y personal de la persona con quién se ceban.

Tan sólo se trata de una persecución para “abatir” al adversario político con malas artes, tirando con el peor fuego, como es la falta de rigor y la especulación.  Porque la única vía que imparte justicia es la de la denuncia ante las instancias judiciales correspondientes, ese es el único camino que garantiza el juicio justo y no el juicio paralelo, el que garantiza si se es culpable o inocente y el que permite el derecho a no quedar indefenso. Pero claro ese camino no es el que le interesa al PP con Rafael Velasco porque son conscientes de que no hay caso, por eso Arenas no lleva el tema ante los tribunales.

No obstante, sin mediar denuncia, sin imputación, sin condena, Rafa Velasco, persona respetada y admirada por ser un hombre honesto y del que me siento orgulloso de ser amigo, ha tenido la valentía y la dignidad de dimitir de sus responsabilidades, algo impensable en el PP, donde los que sí están  imputados no se van “ni con agua hirviendo”.

Este tipo de actuaciones  son las que diferencian a las personas que tienen dignidad frente a aquellos que no tienen escrúpulos, aquellos que no les importa arruinar la vida de las personas valiéndose de malas artes.

Pero estoy convencido que todo quedará en lo mismo que han quedado las otras acusaciones a las que me referí anteriormente…, en nada. Sin embargo, como en otras ocasiones, el daño moral y familiar nadie lo reparará.

Ahora bien, Arenas debiera  tener cuidado no vaya a ser que, por tanta cacería y  tanto apretar el gatillo,  cualquier cartucho le estalle en la cara.

3 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Durante los últimos días hemos comprobado en Andalucía como los líderes políticos del PP, en vez de hacer oposición, parecen haberse convertido en un tribunal de la “inquisición”. Pero con una sola diferencia, que Torquemada …..

  2. Y seguirán mintiendo como tantos años llevan haciéndolo. Que recuerden que Aznar mintió en lo del 11-M el PSOE se aprovechó de su información sesgada y vengativa, y mandaron al PP a la oposición.. Ahora se repetirá lo mismo con Griñán y su apesebrado PSOE.. que sigan mintiendo que ya les llegará la hora.. LA MENTIRA POR BANDERA y el cese por bocata.. así está España.. Velasco, si te has ido es porque has otorgado (calla y otorga) porque si no fuera así tendrías que haber metido al instante la querella.. pero tu partido tampoco te ha respaldado.. por qué será… Has sido cazado.. como son cazados otros, de cualquier color.. E internet es el mejor medio de cazaros… tios listos.. que sois mangantes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: