El top 5 salarial de la cúpula del PP.La austeridad pregonada…

Desde la llegada de Cospedal a la Secretaría General del PP, los sueldos de los dirigentes se han disparado
 
Lujo y nóminas millonarias en la ‘Séptima Planta’ de Génova
 
Desde la Secretaría General del PP se autoriza todos los meses el pago de nóminas y gastos corrientes y de funcionamiento del partido, que pasan también por las manos de la Tesorería ‘popular’. Ambos departamentos, regidos por María Dolores Cospedal y José Manuel Romay Beccaría (sustituto de Luis Bárcenas, imputado por supuesta corrupción), libran todos los años varios millones de euros para el pago nominal de la cúpula directiva que ocupa lo que en la sede conservadora de la calle Génova se conoce como ‘Séptima Planta’ o planta noble, donde Rajoy, Cospedal, Mato, Arenas o Pons tienen sus respectivos despachos.
 

No hay ni un solo miembro de la cúpula de PP con despacho abierto en la llamada Séptima Planta de la sede nacional que no esté pluriempleado y, por lo tanto, que no reciba un mínimo de dos sueldos, uno público (bien por el Senado, bien por el Congreso) y un segundo semipúblico que complementa mensualmente el partido a la élite directiva que ocupa esta planta noble, donde el lujo y las abultadas nóminas de sus moradores son el pan nuestro de cada día.

Un mínimo de 600.000 euros
De esta forma, ELPLURAL.COM ha podido saber que todos los años las arcas “populares”, nutridas en un 90% por dinero público (de los 82,3 millones de euros que destina el Estado a los partidos políticos, el PP recibió el año pasado 35 millones de euros), reservan un mínimo de 600.000 euros para pagar las nóminas de la “crème de la crème” de su Comité Ejecutivo (Rajoy, Cospedal, Mato, Pons y Arenas), que perciben cantidades atendiendo a su rango y cargo, como si se tratara de una casta especial que vive de espaldas al resto del edificio de la madrileña calle Génova.

Millonaria renovación de la planta noble
Casta que para Cospedal habitaba una superficie inapropiada al glamour político del Comité Directivo del PP. De ahí que lo primero que hiciera al tomar posesión de la Secretaría General del partido fuera emprender una costosa remodelación y redistribución de la Séptima Planta, con la sustitución del antiguo mobiliario por un diseño vanguardista que, según fuentes del partido, “costó un ojo de la cara”. Pero cualquier inversión era poca para albergar a la élite “popular”, incluida la contratación de destacados captadores de tendencias.

En el top número 1: Rajoy y su medio millón
Así las cosas, el top ten salarial de la Séptima Planta está encabezado por el presidente del partido, Mariano Rajoy, cuyos ingresos forman parte de uno de los secretos mejor guardados del país. Aún así, sabemos que el PP le paga un sueldo de 150.000 euros (dietas y representación aparte), que sumado a los cerca de 70.000 por su condición de diputado nacional, más los probables 325.000 en su calidad de registrador de la propiedad, nos arroja un saldo superior al medio millón de euros, todo un récord para un político en activo.

En el top número 2: Cospedal y sus 225.000 euros
Pero en la Séptima Planta el mayor sueldo del PP no es el del “jefe”. No, la mayor retribución corresponde a la secretaria general, María Dolores Cospedal, que el año pasado declaró haber ingresado 167.864,98 euros procedentes de las arcas del PP. Cantidad a la que renunciará “cuando proceda” y que suma ahora a los 87.707,33 euros que son los que recibía su antecesor en la Presidencia de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda. De mantener ambos sueldos, que la ley le permite, Cospedal pasaría a ganar 255.000 euros, 25.000 más que los declarados en 2010.

En el top número 3: Mato y sus 190.000 euros
La tercera nómina de la planta noble tiene como propietaria a la “niña mimada” del presidente; esto es, a la vicesecretaria de Organización y Electoral, Ana Mato, que a su sueldo de diputada por Madrid (cerca de 70.000 euros) hay que añadir la cantidad aproximada de 120.000 euros que recibe del partido. Un devengo ligeramente superior al percibido por los otros dos vicesecretarios.

En el top número 4: Arenas y sus 178.179 euros
Tal es el caso del vicesecretario de Política Territorial, Javier Arenas, que tras pedir a todos los diputados, alcaldes y concejales de Andalucía que se bajaran el sueldo, ahora sabemos que no se aplica su propia medicina y cobra, además de 69.310,64 euros del Senado,  un complemento aportado por el PP que solo el año pasado ascendió a 95.674, más otros 10.000 euros de indemnización de la Cámara autonómica, lo que le convierte en el diputado andaluz mejor pagado, incluido el presidente Griñán, que cobra 85.131 euros

En el top número 5: Pons y sus 170.000 euros
Cierra la lista de la casta dineraria de la Séptima Planta, Esteban González Pons. Aquel que dijo que su padre era un pensionista con problemas para llegar a fin de mes, se embolsa todos los años el sueldo de diputado nacional por Valencia, superior a los 70.000 euros, más otros posibles 100.000 (cantidad aún por precisar por el PP, pero que no puede ser inferior a la recibida por Arenas, 95.674) por su condición de el vicesecretario de Comunicación.

Y eso sin contar a todo el Comité Ejecutivo
Si a estas nóminas les agregamos los sueldos de otros miembros del Comité Ejecutivo del PP, como los coordinadores de área Juan Carlos Vera, Cristóbal Montoro, FedericoTrillo-Figueroa, Ana Pastor, Miguel Arias Cañete y Jorge Moragas, entre otros, la mayoría también diputados pluriempleados en el PP, entones, la nómina se eleva a varios millones de euros. Todo ello en aras de la austeridad reivindicada por Cospedal en Castilla-La Mancha.

El Plural.com

Anuncios

“ARENAS EL BIEN PAGAO”

Arenas es el político de Andalucía mejor pagado: 178.179 euros brutos

El PP claudicó finalmente ayer y, presionado por la presentación por la mañana de las declaraciones de la renta de los tres últimos años de los 55 diputados socialistas, difundió definitivamente por la tarde, sin notarios de por medio, las de sus 47 parlamentarios, incluida la de su presidente, Javier Arenas. IU ya había difundido las suyas el pasado miércoles, con lo que los 109 diputados andaluces ya han hecho públicos sus ingresos de la legislatura.

Arenas es el político de Andalucía que más ingresos tiene, debido al sobresueldo que le paga el PP como vicesecretario nacional. Sus ingresos brutos del año pasado ascendieron a 142.679 euros, según su declaración de la renta, una cifra muy superior a la del presidente dela Junta, José Antonio Griñán, que cobró ese año 85.131 euros. Arenas ha dicho en varias ocasiones que ningún cargo público debe ganar más que el presidente de Andalucía.

A esta cantidad declarada por Arenas deberían añadírsele 25.500 euros exentos de tributación que cobran todos los senadores en concepto de indemnización por desplazamiento (sobre la que Arenas no ha dicho que hubiera renunciado a ella), y unos 10.000 euros más en dietas del Parlamento de Andalucía, que Arenas cobra por Sevilla, donde reside, como todos los demás diputados autonómicos. Es decir, en total, el presidente del PP, con estas indemnizaciones, cobró 178.179 euros en 2010.

El PP complementó sus ingresos como senador, a lo largo de toda la legislatura. En 2008, su partido le abonó 79.065 euros brutos, que subieron a 106.614 euros en 2009, y descendieron a 95.674 brutos el año pasado. Esta es la razón que explica que sea el diputado andaluz mejor pagado. Su número dos, el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, no recibió sobresueldos del partido. Arenas tampoco cobró del partido como presidente del PP andaluz.

En su declaración ante notario, que difundió a la prensa la semana pasada, Arenas afirmó que le quedaron limpios, tras pagar impuestos, 95.492 euros, sumando sus ingresos como senador, de 33.017 euros, los del PP, de 54.534 euros en concepto de gastos de representación, y otros, más pequeños procedentes de acciones, un plan de pensiones y una póliza de vida.

A los 142.679 euros que declaró Arenas se le suman 35.500 euros en dietasAnte el notario, Luis Marín Sicilia, Arenas aportó un conjunto de facturas por valor de 47.990 euros, que perseguían justificar ese sobresueldo que le paga el PP, al cubrirlo prácticamente en su totalidad. Arenas y su partido con él afirman que con ese dinero se pagó los viajes, desayunos, hoteles y otros gastos generados por su actividad política, que incluyen viajar al menos, “100.000 kilómetros al mes en Andalucía, sin perjuicio de que su puesto de vicesecretario nacional del PP también le obliga, al menos, en tres ocasiones al mes a estar presente en el resto de comunidades”.

Tarjeta VISA

Sin embargo, de la lectura atenta del acta notarial, no queda claro que Arenas fuera quien efectivamente pagase todas esas facturas. Sólo en el caso de los gastos que el presidente del PP andaluz califica como destinados a “manutención, reuniones y encuentros sectoriales”, que sumaron 17. 917 euros en 2010, Arenas presenta “los cargos en la tarjeta VISA”. En el resto, el notario Luis Marín Sicilia se limita a acreditar que las facturas existen y están a su nombre.

El PP, según avanzó Público en su edición del pasado lunes, destina cada año más de tres millones de euros a colaboraciones, apartado en el que, a tenor de la información recabada por este diario, priman los gastos de representación. Además, el balance del partido, según el Tribunal de Cuentas, recoge una partida destinada a “otros servicios”.

Es ahí donde, según los datos a que ha tenido acceso este periódico, se consignan los gastos de desplazamientos y comidas. Por tanto, las cantidades de “representación” abonadas a los dirigentes operan como un complemento del sueldo que los dirigentes cobran por su cargo público y no como una bolsa para gastos a justificar. Esta versión cuestiona la aportada por Arenas con las facturas.

Antonio Sanz, número dos de Arenas, afirmó ayer en la rueda de prensa en la que dio a conocer las rentas de los 47 diputados del PP, que Arenas “tiene menos ingresos líquidos que Griñán y tiene 21 veces menos gastos de representación que el presidente dela Junta”. Sanz denunció también que el PSOE andaluz, que ayer tachó de “escandalazo” el sueldo de Arenas, ha querido “confundir” a la opinión pública desde el principio con este tema.

Para apuntalar su argumento, Sanz recordó que la idea de publicar las rentas de todos los diputados fue suya. Después de que Griñán presentase su renta en el Debate sobre el Estado dela Comunidad, hace dos semanas, el PP presentó una propuesta de modificación legal que permitiese a los ciudadanos conocer el IRPF de todos los parlamentarios. El PSOE votó en contra entonces, aunque luego se enmendó y aceptó convertir en ley lo que los partidos andaluces han hecho voluntariamente esta semana. PSOE, PP e IU pactaron esta semana impulsar los cambios normativos necesarios para que los diputados, altos cargos dela Juntade Andalucía hagan público, obligatoriamente, su IRPF.

 Diario Público.

La patronal y el sector público andaluz

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, prácticamente a coro con otros dirigentes patronales, ha afirmando que “es evidente que hay un sobredimensionamiento de las administraciones públicas, una superposición de las administraciones públicas y un excedente de funcionarios”. Una aseveración sin mucho fundamento y que me parece que solo responde a sus preferencias ideológicas y al intento de contribuir con menos impuestos al interés colectivo.

 Es evidente que no hay una medida objetiva que indique cuál es el número ideal de empleados públicos, no solo de funcionarios, que debe haber en una sociedad. Pero lo que sí sabemos a ciencia cierta es que las sociedades más competitivas y favorables para el bienestar humano son generalmente las que tienen un sector público mayor y más eficiente. Por eso la única forma de poder hablar con propiedad de si su dimensión es más o menos la adecuada es la de compararnos con esas naciones que deberían servirnos de referencia.

Para ello daré algunos datos relativos al periodo 2000-2008 (que es mucho más representativo que el de los dos últimos años de excepcionales condiciones económicas) recogidos del informe “El empleo público en España no es excesivo. Los errores del informe sobre el coste de la administración de la EAE Business School”, realizado por Vicenç Navarro, catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra y de la John Hopkins University de Estados Unidos, y Marta Tur, coordinadora del Observatorio Social de España.

España es uno de los países integrantes de la UE-15 con un sector público de menor tamaño. Nuestro porcentaje de población empleada en él sobre el total de población activa era del 12,75% en 2008, mientras que el de Dinamarca llega al 31,27%, el de Finlandia al 24,64% o el de Suecia al 26,2% en 2007. Y, a diferencia de lo que también se afirma, el crecimiento del empleo ha sido más rápido en el sector privado que en el público.

Es verdad que de 2000 a 2008 el gasto público realizado por España ha aumentado significativamente, con una media del 5% anual que es superior a la de la UE-15 que fue del 3,4%. Pero hay que tener en cuenta que el déficit que presenta España en cuanto a gasto público respecto a la UE-15 es muy grande. Así, a pesar de este crecimiento, todavía tenemos un gasto público por habitante de 2.600 euros (estandarizados) menos que el promedio de la UE-15.

Además, España era en 2008 el país de la UE-15 que menos gastaba en salarios a los trabajadores públicos y el quinto que menos gastaba en compensación salarial a sus empleados públicos por habitante.

Sobre Andalucía lo cierto es que está muy ligeramente por encima de la media española en estos parámetros pero, por tanto, muy alejada también de los niveles medios y superiores de nuestro entorno europeo más ejemplar.

Y tampoco es cierto que en Andalucía la tendencia haya sido al crecimiento del número de empleados públicos si la medición se hace tomando el porcentaje de asalariados en el sector público sobre el total de asalariados, puesto que aquí se registró una disminución de 1,30 puntos de 2005 a 2008 y en el conjunto español de 0,80 puntos.

Por tanto, si nos comparamos con los países europeos más ricos y competitivos lo cierto es que no tenemos un sector público demasiado grande, como dice la patronal, sino demasiado pequeño y que debemos aumentar nuestro gasto público en lugar de reducirlo.

Naturalmente, lo que acabo de señalar no quiere decir que el sector público funcione todo lo bien que debiera (lo que es prácticamente imposible gastando insuficientemente en él) o que todos los empleados públicos estén bien utilizados. Pero eso es una cosa y otra que esté sobredimensionado, como afirma el señor Herrero.

Por otro lado, no se puede olvidar que lo que está pasando a partir de 2009 es extraordinario y que no es precisamente la iniciativa pública a quien haya que hacer responsable de ello sino más bien a la privada, y particularmente a la financiera. Lo que quizá habría que preguntarse es cómo estaríamos ahora y dónde habrían ido muchas más empresas de las desaparecidas por culpa de la banca si hubiésemos tenido ya el sector público jibarizado que propone las patronales.

En suma, o el presidente de la patronal andaluza está muy mal informado o lo que desea es que Andalucía se parezca más a los países atrasados que a los más avanzados que nos rodean.

 

Juan Torres López es catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla.

LA DERECHA ES ASI…

La mayoría de la gente tiene claro que la derecha española es muy peculiar, yo diría que bastante particular. Tanto es así que su evolución en los últimos setenta y cinco años, es prácticamente nula. Por ello a nadie extraña sus comportamientos, sus acciones y sus omisiones ya que su táctica y sus procedimientos, aunque con alguna sofisticación, siguen siendo los mismos.

El problema vendría cuando desde la otra orilla política pudiera pensarse que la derecha iba a ser tan responsable como para dar una tregua a sus “aspiraciones” y cogerse de la mano del gobierno en aras de sacar al país de la grave situación de paro por la que atravesamos. Creer en eso sería como esperar un milagro que nunca se iba a producir,  por que en el PP creen que el verdadero milagro se lo han encontrado ellos, un milagro llamado crisis. De hecho ese es el nombre de cada uno de los/as candidatos/as populares en los municipios y Comunidades Autónomas donde se celebrarán elecciones el 22 de mayo.

Dicho esto, a nadie se le escapa que el binomio “derecha-poder” es algo que se repite a lo largo de la historia. Es algo propio de su ADN pues tienen un gen dominante, llamado  “poder”, que les lleva a sentirse seres preponderantes en lo político, en lo social y ya no digamos en lo económico. Por eso su biología les impide reconocer que puedan ser gobernados por otros y actúan con absoluta maldad, perversidad e inquina para poder conseguirlo como sea. Ellos no pueden permitir bajo ningún concepto que los “rojos” se dediquen a redistribuir los bienes de este país. De hecho en época de Aznar las bajadas de impuestos beneficiaron exclusivamente a los ricos. Los que más tenían aumentaron su riqueza propiciando que la distancia con los menos pudientes se acrecentara.

Y en esa estrategia de atrapar el “mando” a toda costa, primero utilizan el desprestigio del gobierno, precisamente legitimado por más votos que los que ellos obtuvieron y, tras un subidón del “gen”, proclaman que sólo ellos son capaces de sacar al país de la situación de paro en la que está inmerso, que los demás son tontos y no valen. Claro que previamente se les olvida mencionar cómo Cristóbal Montoro, en su época de Ministro, incitaba  a las familias a endeudarse en la compra de un piso porque ese era el mejor plan de inversión a largo plazo. Y  consecuencia de ello también se les olvida mencionar que el gran desfase en el paro lo ha originado precisamente el sector de la construcción, pero claro ellos nada han tenido que ver en todo esto.

Es tanta la subida de “poderina” de la derecha que ni se ruborizan cuando afirman que en este país nada funciona y que ellos serán los salvadores de la patria ¡claro como siempre! Pero sin embargo cuando se mira hacia donde ellos gobiernan observamos cómo la sanidad está peor y con visos de ser privatizada, en educación restringen derechos como la gratuidad de los libros o recortan la becas, o cómo no aplicanla Leyde Dependencia a las personas mayores, etc.

Para el PP en España nada funciona y arremeten contra los jueces, los fiscales y la policía, imagino que motivados por ese ansia de poder y por creerse que el poder es absoluto y suyo. Últimamente embisten incluso contra la televisión pública española y la andaluza  porque entienden que la única expresión ha de ser la que ellos controlan como teleCamps, teleOña… Es mas, estoy convencido que Rajoy garantizaría la libertad de expresión en nuestro país intentando poner de director de todas las televisiones a Urdaci.

 La derecha dice que todo está malo pero luego se lo comen todo… Recuerdo cuando decían que los planes anticrisis solo servirían para hacer aceras, hoy sin embargo sus alcaldes venden políticamente todas las obras que han realizado con el Plan Zapatero y el Proteja dela Juntade Andalucía.

Ahora la derecha se deshace en compromisos y galimatías… ¡van a hacer más y mejor con menos dinero, pues bajarán los impuestos, pero a su vez serán austeros! Lecciones de ingeniería financiera que primero debieran de explicarnos a todos los mortales para saber como se hace eso.

Pero el PP es consciente de que sus planteamientos electorales no dejan de ser  una entelequia que ni pueden, ni quieren cumplir. Y si llegaran a gobernar, estoy convencido que esta derecha española, tan previsible como su comportamiento histórico, culparía a Zapatero y al PSOE para de esta manera evitar aplicar una  redistribución de la riqueza y no fortalecer  los pilares de bienestar social.

Y aunque Rajoy y Arenas pretendan evitar ese debate, eso es precisamente lo que los ciudadanos se juegan en cada proceso electoral, la aplicación de un modelo económico y social u otro. Siempre se podrá elegir entre el del embudo de la derecha, el ancho para los pudientes y el estrecho para los demás, o el redistributivo de la izquierda para equiparar a la sociedad. O se puede optar por la otra estrategia puesta en marcha por el PP que es quedarse en casa y que otros decidan.

AYER ERAN NECESARIOS…HOY SON ENCHUFADOS

Mi pasada trayectoria sindical, a la vez que me permitió conocer las condiciones laborales de muchos trabajadores también me llevó, en multitud de ocasiones, a tener que defender sus legítimos derechos y reivindicaciones.

Recuerdo allá por los años ochenta, cuando determinados trabajadores eran contratados para la luchar contra los incendios forestales en Andalucía. Hombres y mujeres que sin los medios personales y materiales adecuados, vigilaban y apagaban fuegos en el monte, sin derechos laborales, sin estabilidad en el empleo y cobrando el exiguo salario del campo. Sin embargo, hoy que se ha conseguido la profesionalización a través de la empresa pública EGMASA de un colectivo como el del Infoca, cuyo operativo  es la envidia del resto de comunidades autónomas, ahora se les insulta llamándolos enchufados.

Recuerdo allá por los años noventa cómo un colectivo de veterinarios, en condiciones leoninas y sin derechos, trabajan hasta la extenuación y sin horarios en las campañas de sanidad animal para proteger la salud de los consumidores, en definitiva de todos nosotros. Pero hoy, que han conseguido afianzar sus condiciones y derechos laborales a través de la empresa pública DAP, son insultados y se les llama enchufados.

Tampoco puedo olvidar como hace unos siete años se creó FAFFE con el objetivo de universalizar el derecho a la formación profesional en Andalucía, con el fin de que este tipo de formación llegase a cualquier persona y a cualquier rincón de nuestra tierra. Una Fundación en la que prestan su servicio profesionales que no tienen inconveniente en trabajar hasta las diez de la noche impartiendo formación, en realizar acciones formativas los fines de semana, o en tener más de doce horas abiertos los centros para que ni los horarios, ni la jornada laboral sean impedimentos a la hora de poder acceder a formarse y obtener una mejor cualificación. Sin embargo hoy esos profesionales son insultados, ultrajados y calumniados con la etiqueta de enchufados.

Por lo tanto, me apena y me ofusca, conociendo la trayectoria de estos trabajadores/as, que ahora,  como mecanismo de confrontación y por interés exclusivamente político se utilice la dignidad de estas personas como arma electoral o para la reivindicación laboral. Me parece tremendamente injusto que hasta hace poco tiempo, la sociedad andaluza, incluida la clase política, alabase la función de estos profesionales y hoy, a consecuencia del barrizal político en el que nos tiene inmersos el PP, se esté cuestionando la profesionalidad de los mismos.

Pero lo más lamentable, e indigno es que algunos basen sus reivindicaciones laborales en echar a otros trabajadores a la calle, por que según ellos han cometido el delito de ser “enchufados” ¡Vamos… como si les fuesen a quitar éstos el puesto de trabajo!

Por tanto creo que es absolutamente injusto el linchamiento al que están siendo sometidos los trabajadores de las empresas públicas andaluzas, los cuales estoy convencido que en su inmensa mayoría no son afiliados al PSOE, yo diría que ni siquiera simpatizantes.

            Por que,  evidentemente, la afiliación política no debe ser un elemento que favorezca el acceso al trabajo, pero tampoco ha de ser un lastre para encontrarlo o un argumento para el despido. Con esto quiero criticar la desfachatez del PP en Andalucía que pretende instaurar un ambiente de “presunción de culpabilidad” mediante la cual ser afiliado al PSOE es sinónimo de enchufado. Una afirmación que además de malévola y perversa, atenta contra al dignidad de las personas y por supuesto contra la profesionalidad de las mismas.

¿CON QUÉ ME QUEDO?…. CON LA RETÓRICA O CON LA PRÁCTICA

En este momento de crisis, cuando más necesaria es la solidaridad, el candidato del PP a la alcaldía de Córdoba ha prometido bajar los impuestos.

Algo que no dejar de ser más que puro teatro, por que en la genética del PP, en su ADN corre la farsa, es decir, la promesa no se corresponde con la práctica. Prueba de ello es lo que hizo el PP cuando gobernó.

Ese período, según ellos idílico, de los gobiernos de Aznar que se caracterizó por la bonanza económica, también lo fue por la insolidaridad y la subida de impuestos. La insolidaridad porque bajó los impuestos a los más ricos ya que realizó tres reformas fiscales, donde el tipo máximo pasó del 56% al 45%, es decir rebajó 11 puntos a las grandes fortunas del país. Las plusvalías vieron reducir su tributación del 45% al 15%.

Estas circunstancias originaron que el 1% de los constribuyentes de las rentas más altas concentraran el 20% de las rebajas fiscales. Mientras tanto, los que ganaban menos de 8.000 euros al año, entre los que se encontraban el 70% de jubilados y pensionistas no tuvieron ninguna ventaja con las reformas del IRPF.

Sin embargo Aznar si subió los impuestos indirectos, pues creó un impuesto de primas de seguros del 6% que no existía; creó un impuesto del 4,86% sobre la electricidad que no exixtía; creó el céntimo sanitario que no exixtía; en el 1997 y 2002 subió el impuesto sobre cervezas; en el 98,97 y 2002 subió el impuesto sobre productos intermedios; en el 98,99 y 2003 subió el impuesto especial sobre hidrocarburos; en el 97 y 2002 subió el impuesto sobre alcoholes y bebidas derivadas; y en el 96 y 2002 subió el impuesto sobre labores de tabacos.

Esta es la verdadera práctica del PP que sin lugar a dudas no se corresponde con la retórica de Nieto. .

Arenas, Sanz y Oña deben pedir disculpas a Velasco o dimitir…

2/Marzo/2011/El PP-A, tiene que dar una explicación sobre su “estrategia de calumnias y mentiras”

PSOE-A exige a PP-A que pida disculpas a Velasco tras informe del Parlamento sobre declaración de bienes

ELPLURAL/ANDALUCIA

El portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, ha exigido al PP-A que pida disculpas al ex vicesecretario general del PSOE-A y ex parlamentario autonómico, Rafael Velasco, tras conocerse un informe de los Servicios Jurídicos del Parlamento en el que se señala que “ningún parlamentario puede obligar a otra persona” ya sea su cónyuge o un familiar directo a presentar una “declaración de actividades o bienes sin que se encuentre jurídicamente constreñido a ello”.

Este pronunciamiento es fruto de la polémica que se originó en su día a raíz de las ayudas de la Junta que recibió la academia de la mujer Rafael Velasco, que acabó dimitiendo de sus cargos. La Mesa de la Cámara encomendó a la Comisión del Estatuto del Diputado la elaboración de un informe sobre los supuestos en los que los diputados deban proceder a declarar las relaciones económicas de sus cónyuges y familiares directos con las distintas administraciones.

“Resulta que Velasco no tenía ninguna obligación”
En declaraciones a los periodistas este miércoles, Mario Jiménez ha recordado que el PP “acusó” en su día a Velasco de “no haber cumplido con sus obligaciones como diputado, pidiendo responsabilidades y dimisiones, y acusándolo de un delito”. Una vez conocido el informe jurídico, según Jiménez, “resulta que Velasco no tenía ninguna obligación” y que va contra la propia Constitución “la exigencia de esas obligaciones a personas que voluntariamente no estén dispuestas, por su condición de familiar de un diputado, de aportarla al Registro de la Cámara”.

El PP-A tiene que dar una explicación
El PP-A, según el portavoz del grupo socialista, tiene que dar hoy una explicación sobre su “estrategia de calumnias y mentiras” que en su momento desplegó para “atacar” a Rafael Velasco, al PSOE y a la Junta.”El Partido Popular tiene que salir a pedir perdón al PSOE, a Rafael Velasco, a la Junta de Andalucía y al Parlamento porque a todos atacó, a todos mintió y de todos pretendió hacer una causa general al servicio de sus intereses más sucios y espurios”, ha sentenciado Jiménez.

Contenido del informe
En el informe, al que ha tenido acceso Europa Press, además de indicarse que ningún parlamentario puede obligar a otra persona, aunque sea un familiar, a presentar una declaración de actividades o bienes sin que se encuentre jurídicamente constreñido a ello, se pone de manifiesto que “las incompatibilidades se refieren al parlamentario personalmente, a virtud de su condición o actividad, en consecuencia hacerlas depender de la de terceros podría romper las reglas de la sistemática jurídica”. Se apunta que sólo, en forma excepcional, podría hacerse.

Transparencia econónica de los parlamentarios
Así, se pone de manifiesto que por norma específica, dirigida, por ejemplo, a asegurar la transparencia económica de los parlamentarios, “cabría posibilitar la presentación de declaraciones de terceros que gocen libertad de gestión de su persona y bienes, siempre que se haga en forma voluntaria”.”Solamente en circunstancias excepcionales, debidamente justificadas, cabría imponer a terceros la presentación de dichas declaraciones de forma obligatoria”, según recoge el informe jurídico refiriéndose a lo que podría contemplarse en una hipotética ley encaminada a asegurar la transparencia económica de los parlamentarios.

La Ley Electoral objeto de modificación
De igual manera, se plantea que por ejemplo, la Ley Electoral podría ser objeto de una modificación que incluyese un nuevo motivo de incompatibilidad relativo a prohibir al diputado “participar, por sí o junto con su cónyuge, sea cual sea el régimen económico matrimonial, o persona que conviva en análoga relación de afectividad, sancionada jurídicamente, e hijos dependientes y personas tuteladas, en actividades empresariales o profesionales de toda índole que mantengan conciertos, concesiones o contratos con organismos o empresas del sector público estatal, autonómico o local”.

Introduciendo un nuevo motivo de incompatibilidad
De esta manera, se estaría “introduciendo un nuevo motivo de incompatibilidad”, según los Servicios Jurídicos, que entienden que será el Parlamento de Andalucía, en su momento, “el que habrá de determinar la oportunidad y necesidad política, jurídica también, de añadir tal motivo, incluso de ampliarlo si se considerase necesario”.Señalan que si se decidiese introducir dichos supuestos, el Reglamento del Parlamento debería ser modificado para adaptarlo a la nueva situación.

andalucia@elplural.com