¿OPOSICIÓN O INQUISICIÓN?

Durante los últimos días hemos comprobado en Andalucía como los líderes políticos del PP, en vez de hacer oposición, parecen haberse convertido en un tribunal de la “inquisición”.

Pero con una sola diferencia, que Torquemada se amparaba en la religión y ellos en la política porque, con respecto al resto de prácticas, no existe ninguna diferencia en cuanto al proceder de los nuevos inquisidores del siglo XXI y los de antes.

Comento esto a colación del linchamiento y la cacería a la que está sometido Rafael Velasco, ex-vicesecretario general del PSOE andaluz, con motivo de la gestión de programas formativos de la Junta de Andalucía por el centro colaborador del Servicio Andaluz de Empleo que dirige su esposa.

Y lo denomino linchamiento y cacería porque todo lo que se ha dicho y todas las acusaciones que se han vertido son meras especulaciones y medias verdades, lanzadas con la única intención de sembrar dudas donde no las hay.

Cualquiera que conozca el funcionamiento del procedimiento para acceder a estos programas formativos sabe de sobra que se trata de subvenciones sin ánimo de lucro cuyas cuantías hay que justificar al 100% y que pasan hasta por el control de un Auditor independiente el cual emite un informe sobre el que se basa la acción final del Servicio Andaluz de Empleo para que dicha subvención se pueda liquidar al completo, en parte o se pida su devolución. Por tanto la posibilidad de lucro o de beneficio empresarial es nula, de tal manera que cualquier referencia a esta circunstancia no pretende nada más que confundir y hacer daño.

En cuanto a los criterios para otorgar este tipo de subvenciones, todos los Centros Colaboradores pasan por “concurrencia competitiva” y por tanto a los proyectos de formación de cada entidad se le aplica un baremo en el que se tienen en cuenta la calidad del proyecto formativo y otros aspectos relacionados con el Centro Colaborador.

Por lo tanto, las subvenciones para la formación se aprueban si los centros colaboradores reúnen los requisitos legalmente establecidos. No se acceden a ellas por simpatías o afinidades. Y decir lo contrario es querer sembrar la duda para dar pábulo a intereses totalmente espurios.

Pero el responsable de todo esto no es otro que Javier Arenas, cuyo único interés es convertir Andalucía en una región bajo sospecha, en un barrizal político al estilo de lo que ellos tienen en Madrid o Valencia. Una actitud que en nuestra tierra, lamentablemente, ya es algo cotidiano, porque cada dos por tres asistimos por parte del PP a una nueva “cacería” contra los responsables del partido socialista al más alto nivel. Primero le tocó a  Luis Pizarro, después a Manolo Chaves, ahora a Rafa Velasco y seguro que los “detectives privados” ahora mismo estarán preparando un nuevo dossier para cuando se acabe este espectáculo bochornoso empezar con otro, porque aunque no consigan la imputación ni la condena de nadie, saben que “criticando siempre algo queda” sobre todo el deterioro político, moral y personal de la persona con quién se ceban.

Tan sólo se trata de una persecución para “abatir” al adversario político con malas artes, tirando con el peor fuego, como es la falta de rigor y la especulación.  Porque la única vía que imparte justicia es la de la denuncia ante las instancias judiciales correspondientes, ese es el único camino que garantiza el juicio justo y no el juicio paralelo, el que garantiza si se es culpable o inocente y el que permite el derecho a no quedar indefenso. Pero claro ese camino no es el que le interesa al PP con Rafael Velasco porque son conscientes de que no hay caso, por eso Arenas no lleva el tema ante los tribunales.

No obstante, sin mediar denuncia, sin imputación, sin condena, Rafa Velasco, persona respetada y admirada por ser un hombre honesto y del que me siento orgulloso de ser amigo, ha tenido la valentía y la dignidad de dimitir de sus responsabilidades, algo impensable en el PP, donde los que sí están  imputados no se van “ni con agua hirviendo”.

Este tipo de actuaciones  son las que diferencian a las personas que tienen dignidad frente a aquellos que no tienen escrúpulos, aquellos que no les importa arruinar la vida de las personas valiéndose de malas artes.

Pero estoy convencido que todo quedará en lo mismo que han quedado las otras acusaciones a las que me referí anteriormente…, en nada. Sin embargo, como en otras ocasiones, el daño moral y familiar nadie lo reparará.

Ahora bien, Arenas debiera  tener cuidado no vaya a ser que, por tanta cacería y  tanto apretar el gatillo,  cualquier cartucho le estalle en la cara.

Estuvimos con Rafael Velasco

Foto: Rafael Velasco y Manolo Aguilar

Ayer tuvimos la oportunidad de mantener una interesante charla con Rafael Velasco Sierra.  

Rafa nace en 1973 en Palma del Río (Córdoba), está casado, tiene estudios de Filología Inglesa y un Master MBA en Dirección de Empresas.  

Ingresa en el PSOE en 1993 y desde el año 2000 pertenece a la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE de Andalucía, primero por ser Secretario General de las Juventudes Socialistas de Andalucía (JSA), despues en calidad de responsable de la Secretaría de Política Institucional  y desde del año 2008 como Secretario de Organización. Concejal del Ayuntamiento de Palma del Río (Córdoba) desde el año 1995, resulta elegido diputado en el Congreso durante la siguiente legislatura, entre los años 1999 y 2003. Tras ello, ostenta el cargo de vicepresidente primero de la Diputación de Córdoba entre 2003 y 2005. También ha sido miembro del Comité Federal del PSOE. Ha desempeñado el cargo de secretario general de Juventudes Socialistas de Andalucía y ha sido vicesecretario general de las Juventudes Socialistas de España. Actualmente, también es diputado en el Parlamento andaluz.  

Durante su intervención, que tuvo lugar en la Agrupación Local del PSOE en el Distrito Poniente Sur-Ciudad Jardín de Córdoba, hizo una exposición de la situación económica y política a nivel nacional y andaluz, detallando los esfuerzos de ambos Gobiernos para amortiguar la crisis económica, contener la destrucción de empleo y mantener la protección social afianzando los pilares fundamentales del estado de bienestar.  

Rafa Velasco también acusó a Javier Arenas de tomar decisiones que son una mala copia de las iniciativas del presidente Griñán, y lo consideró como un lastre para las aspiraciones del propio PP. A la vez que contrapuso la actitud del PSOE por trabajar y tomar medidas a “marcha forzada” para salir de las crisis frente a la estrategia del “insulto y la descalificación” que está desarrollando el PP en España y en Andalucía.  

Por último, abordó la celebración del próximo Congreso Extraordinario del PSOE de Andalucía que, según destacó, será de cohesión, futuro y unanimidad bajo el liderazgo, que nadie discute, de José Antonio Griñán.  

Al terminar su intervenciónRafael Velasco contestó a todas las preguntas de los asistentes al acto, que mostraron su satisfacción por que un cordobés como él esté organizando un congreso donde se elegirá, como Secretario General del PSOE de Andalucía, a otro cordobés de adopción, “Pepe” Griñán.

Felices Fiestas y Feliz 2010

Rosa Aguilar en la sede del PSOE-A de Córdoba.

Sin comentarios.

Image_00252

Image_00248

Gazpacho cordobés

Ingredientes:

Tres o cuatro de tomates rojos, la tercera parte de una telera, medio pimiento verde, un trocito  de cebolla, la cuarta parte de un pepino, un diente de ajo,  150 ml de aceite de oliva, agua, vinagre y sal.

Preparación:

Se pone el pan en remojo unos minutos para que se ablande.

Se pelan y trocean los tomates y el pepino. Al pimiento se le quita la parte de las pepitas si la tuviera. Se colocan todos los ingredientes en el vaso de la batidora. Con el vinagre y la sal es necesario ser prudentes y quedarnos cortos al principio.

Se baten bien todos los ingredientes hasta conseguir  una crema. Ahora se añade agua hasta conseguir el espesor que queramos.  En este momento corregimos de sal y vinagre. Para servirlo, lo enfriamos previamente.

Se puede acompañar con una guarnición de tomate, pepino, pimiento y cebolla, que picamos muy fino y  ponemos en cuencos separados para que cada comensal se sirva a su gusto.

Arenas “el perdedor”.

Resultado de las Elecciones Europeas del 2009 en  Andalucía.

 

PSOE

47,92%

PP

39,81%

IULV-CA

5,23%

UPyD

2,55%

PA

1,01%

PSA

0,35%

OTROS

2,07%

Rosa Aguilar, nueva Consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía.

25042009063

Fuimos a casa de una amiga mía, que es concejal, a celebrar un cumpleaños y un nacimiento con algunos de sus compañeros del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Córdoba y poder relajarnos de lo ocurrido estas últimas semanas, un vendaval que ha sacudido la vida política de nuestra Comunidad.

Desde luego que en este mes de abril  hemos vivido acontecimientos históricos que marcan un antes y un después en Andalucía y Córdoba. Seguro que hay opiniones para todos los gustos, pero vista la reacción de PP e IU estoy convencido que la operación política diseñada y ejecutada por el PSOE de Andalucía, no solo supone un revulsivo brillante e inesperado, aunque necesario, en la estrategia y la oferta política de los socialistas andaluces, sino que ha pillado con el paso cambiado a la oposición.

He hablado con mucha gente y puedo decir, al menos por lo que yo he escuchado, que el nombramiento de José Antonio Griñán como Presidente de la Junta de Andalucía ha sido un acierto que ha generado ilusión en la sociedad andaluza.

Pero volviendo al principio de este post, para tranquilidad de los suspicaces, en esta pequeña reunión no hubo contubernios, ni conspiraciones, ni se repartió nada, ni apenas se habló de política. Es más, en realidad estaba prevista para otra fecha y tuvieron que aplazarla por los acontecimientos sobrevenidos. Lo más interesante que ocurrió, a la vez que arriesgado, fue que pudimos degustar un perol elaborado por Andrés Ocaña. Estaba bueno, pero su técnica de elaboración fue un tanto heterodoxa.

Para el que os escribe es importante que por encima de la ideología estén las personas. Hay algunos que intentan convertir las diferencias políticas en un “o estás conmigo o estás contra mí” a todos los niveles. Mal camino este, además de falso. Los políticos son seres humanos, y su militancia en un partido u otro no puede, ni debe, impedir la existencia de afinidad en lo personal. El desprecio al adversario conduce casi siempre al fracaso, y discrepar no significa dejar de comprender en lo político o en lo personal.

En cualquier caso, un buen entendimiento facilita, casi siempre, una mayor eficacia para llegar a acuerdos, cosa que estoy convencido agradece un ciudadano cansado ya de tanta crispación política.

Eso sí, contamos con la presencia de la nueva Consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, la apuesta más innovadora y polémica que ha realizado Griñán. Ella está ilusionada con su nueva tarea y dispuesta a impulsar los proyectos e infraestructuras que afectan a Córdoba y su provincia.

Rosa Aguilar ha dejado la Alcaldía de Córdoba y no va a pasar nada. El equipo de gobierno formado por los concejales de IU y PSOE está cohesionado. Los socialistas han garantizado la estabilidad del Gobierno Municipal y están dispuestos a asumir nuevas responsabilidades si hace falta. Y me consta que todos los concejales de la coalición de izquierdas van a continuar trabajando con una renovada ilusión. La vida, por tanto, sigue.