¿CON QUÉ ME QUEDO?…. CON LA RETÓRICA O CON LA PRÁCTICA

En este momento de crisis, cuando más necesaria es la solidaridad, el candidato del PP a la alcaldía de Córdoba ha prometido bajar los impuestos.

Algo que no dejar de ser más que puro teatro, por que en la genética del PP, en su ADN corre la farsa, es decir, la promesa no se corresponde con la práctica. Prueba de ello es lo que hizo el PP cuando gobernó.

Ese período, según ellos idílico, de los gobiernos de Aznar que se caracterizó por la bonanza económica, también lo fue por la insolidaridad y la subida de impuestos. La insolidaridad porque bajó los impuestos a los más ricos ya que realizó tres reformas fiscales, donde el tipo máximo pasó del 56% al 45%, es decir rebajó 11 puntos a las grandes fortunas del país. Las plusvalías vieron reducir su tributación del 45% al 15%.

Estas circunstancias originaron que el 1% de los constribuyentes de las rentas más altas concentraran el 20% de las rebajas fiscales. Mientras tanto, los que ganaban menos de 8.000 euros al año, entre los que se encontraban el 70% de jubilados y pensionistas no tuvieron ninguna ventaja con las reformas del IRPF.

Sin embargo Aznar si subió los impuestos indirectos, pues creó un impuesto de primas de seguros del 6% que no existía; creó un impuesto del 4,86% sobre la electricidad que no exixtía; creó el céntimo sanitario que no exixtía; en el 1997 y 2002 subió el impuesto sobre cervezas; en el 98,97 y 2002 subió el impuesto sobre productos intermedios; en el 98,99 y 2003 subió el impuesto especial sobre hidrocarburos; en el 97 y 2002 subió el impuesto sobre alcoholes y bebidas derivadas; y en el 96 y 2002 subió el impuesto sobre labores de tabacos.

Esta es la verdadera práctica del PP que sin lugar a dudas no se corresponde con la retórica de Nieto. .

Que lo diga … que lo diga!!!!!!

El PP y la Operación Moncloa

Es evidente que al PP no le interesa hablar ni debatir sobre Europa.

Fundamentalmente porque no tiene nada que aportar a ese nuevo futuro que es necesario construir. Una Europa económicamente más verde y sostenible… pero para esta cuestión la derecha sólo tiene de asesor al primo de Rajoy. Una Europa que tras la crisis esté más cohesionada socialmente… pero ante esta circunstancia las recetas de la derecha española son las elaboradas por la FAES, cuyo presidente Aznar no ha tenido ningún pudor en recoger en un libro y que son el recorte en el gasto social, la flexibilización del mercado laboral y el despido más barato o libre.

Pero todavía no he visto a ninguna Comunidad Autónoma gobernada por el PP aplicar las recetas que dice tener este personaje para salir de la crisis. ¿Dónde están esos milagros?.  Además… ¿Cómo nos van a sacar de la crisis quienes nos han metido en ella?. ¡Imposible…!

Y es que la derecha española nada tiene que ver con la derecha Europea…, los de aquí, para desgracia de este país, son mucho más retrógrados, mucho más rancios y mucho más de derechas. Yo diría que tan pegaditos a los “ultras” que llegan a confundirse con ellos.

Esta circunstancia se pone de manifiesto día a día, cada vez están más alejados de sus homónimos europeos y de la realidad, porque mientras los gobiernos conservadores de Europa quieren que España esté en los organismos internacionales donde se va a diseñar el nuevo futuro económico europeo e internacional, como son el G-20 y el G-8, aquí los conservadores españoles no han querido acordar ni una sola medida con el Gobierno español, ni andaluz, para salir de la crisis.

Cuanto menos es extraño que en Europa se valore el trabajo de España en la lucha contra la crisis y que los neocón españoles, cegados y obsesionados con tomar la Moncloa como sea, no sean capaces de ver la gran labor y el reconocimiento internacional a Zapatero por las medidas que viene adoptando en nuestro país para contener la crisis mundial que nos azota.

Por cierto… reconocimiento a las medidas de Zapatero que vienen desde la OCDE, el Fondo Monetario Internacional y la propia Organización Internacional del Trabajo (OIT). Pero claro… para la derecha española todo el mundo desfila mal, menos ellos…

No obstante, todos sabemos ya que el PP se ha convertido exclusivamente en un partido que cuenta parados, pero que no da alternativas. Todavía no existe ningún español que conozca en profundidad cuáles son sus propuestas para salir de la crisis. Y no las conocemos porque no las tienen…, su modelo de desarrollo es exclusivamente el “ladrillo” y el fomento del endeudamiento de las familias en la compra de pisos, tal y como decía Cristóbal Montoro cuando era Ministro allá por el año 2002. Su modelo social es recortar el gasto social…, pero no dicen si de la sanidad, si de las pensiones, si de la educación…, si de la atención a las personas dependientes…y por supuesto la antigua receta de la derecha y de los empresarios que subvencionan al PP, la de flexibilizar el mercado laboral y abaratar los despidos.

Es más que notorio que el único objetivo de la derecha española es aprovechar la coyuntura para coger la Moncloa…, como sea… para ellos todo vale. Por eso, en vez de hablar de Europa, se han tomado estas Elecciones Europeas como un plebiscito contra Zapatero.

Y son tan inconscientes que ni se han parado a pensar que el objetivo fundamental del Gobierno socialista es salir de la crisis cuanto antes, pero no por el desgaste político que pueda tener para Zapatero, sino por el desgaste económico que supone para el país y fundamentalmente por el grave coste social que tiene precisamente para aquellos que no han creado la crisis.

 Porque aunque le pese al PP, el PSOE no va ni a recortar el gasto social, ni a flexibilizar el mercado de trabajo, ni a poner el despido libre en manos de  aquellos empresarios que financian al PP.

 Por tanto, en estas  Elecciones Europeas del 7 de Junio demos a la derecha la respuesta que necesita. ¡Tenemos que votar! Y votar en consecuencia…

¿Está Aznar en sus cabales?

No he podido resistirme a transcribir este artículo de opinión, de Gerardo Rivas, que he leído en el plural.com:

 Decididamente, el señor Aznar sufre algún trastorno mental importante. Los síntomas se hacen cada vez más evidentes. Pero que no se equivoquen aquellos lectores que hayan esbozado una sonrisa al leer estas primeras palabras; estoy tratando este tema totalmente en serio.

 Las últimas declaraciones que viene realizando el que fuera presidente de gobierno sólo pueden ser atribuidas a alguien cuya visión de la realidad está totalmente distorsionada. Tomemos, por ejemplo, sus manifestaciones el mismo día que el candidato por el PSE, Patxi López, fue elegido lehendakari por el Parlamento Vasco. Según el señor Aznar el mérito de esta elección se debe “a la energía y al liderazgo de Mayor Oreja y a su radical compromiso con la democracia y la libertad en el País Vasco”.

¿Cuáles han sido, sin embargo, los hechos que han llevado a la elección de Patxi López? En las elecciones de 2001, en las que Mayor Oreja se presentó como candidato, el PP obtuvo 19 escaños, en las siguientes de 2005 se quedó, tan sólo, en 15 y, en las últimas, bajó a 13. El PSE, por el contrario, pasó en este mismo período de 13, en 2001, a 18, en 2005, y, por último, a 25 escaños en las del pasado 1 de marzo.

¿Cómo es posible que nadie de su entorno le haga ver la realidad? Aunque esta circunstancia, por sí misma, abona la tesis del deterioro mental del señor Aznar; es sabido que aquellas personas que padecen determinados trastornos psíquicos no son conscientes de su enfermedad, piensan firmemente que tienen razón por muy ilógico que sea su pensamiento y, cualquiera que se oponga a sus puntos de vista, pasan a ser considerados enemigos.

Interesado en el caso, he acudido a una enciclopedia médica y he confirmado mis sospechas. Por lo que he podido informarme el señor Aznar tiene todas las papeletas de padecer paranoia. Véase, si no, como se describe, a grandes rasgos, esta anomalía psíquica: “Desorden mental, caracterizado por un trastorno de la personalidad, la perdida de contacto con la realidad y la presencia de delirios persecutorios o de grandeza. Se presenta en individuos narcisistas, desconfiados y con baja autoestima. Son muy rencorosos, lo que provoca que se dispare en ellos el mecanismo de “proyección” en virtud del cual se trata de atribuir a los demás aquellos impulsos, frustraciones y tensiones que les resultan insoportables en ellos mismos”. A esta descripción sólo faltaría ponerle nombre y apellido. ¿No creen?

¿Quién no recuerda expresiones suyas como “el milagro soy yo”, “el rey irá a Cuba cuando toque”, “me encanta inspirarme en el silencio, como Leonardo da Vinci”, “yo sólo confío en mí mismo” o la más reciente y más impactante de todas ellas por tratarse de una afirmación tajante sobre un problema que esta minando la economía mundial “conmigo la crisis no se habría producido”?.

Sería deseable que el líder de la oposición, señor Rajoy, que, al menos, en dos ocasiones ha puesto en duda la integridad intelectual y psíquica del actual presidente de gobierno, al decir de él que “no está en sus cabales” y que es “un bobo solemne”, podría tomarse en serio la de su compañero de partido y presionar a sus allegados para que, su más que posible trastorno, sea tratado por algún prestigioso especialista. Que lo haga por su bien, el de su familia y, porqué no, por el de todos sus conciudadanos que desearían tener un ex presidente de gobierno que esté en sus cabales.

Sin ánimo de corregir el diagnóstico de Gerardo Rivas, más bien espero que estas líneas se entiendan como una aportación para que se pueda comprobar hasta donde  puede llegar Aznar  en el exabrupto, la sandez, la irresponsabilidad y hasta la estupidez. Hace un año aproximadamente, el ex-presidente Jose Mari, con una botella de vino en la mano, dijo en una Bodega de Valladolid: “a mi no me gusta que me digan ‘no puede ir usted a tanta velocidad’ o ‘se le prohíbe beber vino’, déjeme que decida por mi, que en eso consiste la libertad” y también comentó: “es como los letreros que dicen: ‘No podemos conducir por ti’, añadiendo: ‘¿Quién te ha dicho que quiero que conduzcas por mi?, las copas de vino que me tomo, déjeme que me las tome tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie”.

 Tras estas palabras también hay quién piensa que últimamente pasa mucho tiempo con la botella…, la de cristal… Y es que los médicos afirman que el alcohol, en exceso,  puede contribuir a ciertos desórdenes mentales.

 Y eso de que no pone en riesgo a nadie…., porque no gobierna. Bueno pues este es el señor que está dando las recetas al PP para salir de la crisis y que la derecha gobierne en Europa.

 ¡Espero que el 7 de junio, las urnas los pongan en su sitio…!

Nueva bofetada de Aznar a Rajoy a cuenta de la crisis

Hoy he visto en prensa unas declaraciones de Aznar que me han impactado, no sólo por el contenido de las mismas, sino más bien por la nueva bofetada de éste a Rajoy:  “Conmigo no habría crisis y además tengo la solución para la misma”.

Da la impresión de que está arrepentido de haberse ido y mucho más de haber designado como su sucesor a Rajoy. Pensará Aznar:….”menuda partida de ineptos he dejado tras de mí. Yo que soy el ser superior de la creación, y que me siendo todos los días a la derecha de Dios… y de Bush, tengo que permanecer callado cuando tengo la solución a todos los males de la humanidad. Pues voy a hablar para que todo el mundo, incluidos los míos, sepan quién soy yo… ese Mesías al que han de seguir…, sin preguntar, sin rechistar, como si de un acto de fe se tratara. ¡Ah! y ya sabéis, súbditos míos,  los actos de fe no necesitan la lógica para ser explicados.”

Bueno pues más que Mesías, “mister Dios” es un ególatra, un narcisista y además un “desmemoriado intencionado” porque su solución a la mini crisis que gestionó durante su mandato fue como lo de los hermanos Marx, pero en vez de más madera fue “más ladrillo”. Los Marx  destrozaron el tren  para conseguir madera y que siguiera andando y Aznar destrozó la economía española a base de echarle a la misma muchos ladrillos, pero con la diferencia de que ésta no ha andando, más bien se ha caído…

Aznar y toda la plana del PP saben perfectamente que los efectos de la crisis no son los mismos en España que en el resto de la Unión pero, por el contrario, no les interesa entender que  nuestra economía no ha afrontado la situación en las mismas circunstancias que otros países de nuestro entorno. Hay dos hechos diferenciales:

PRIMERO.- Nuestra economía está sufriendo un duro revés como consecuencia de su excesiva y prolongada dependencia del “ladrillo”. No podemos olvidar que durante los gobiernos de Aznar (entre 1996 y 2004) fue la construcción quién tiraba del carro de la economía.

Por aquella época, en la Unión Europea también tenía una incidencia muy importante un sector como el de la construcción, que en el 2002 aportaba un total de 470.000 millones de euros a la economía de los quince estados miembros que entonces formaban parte de la UE.

Ese importe equivalía al 5,2 % del producto interiorbruto de la Europa de los quince (UE-15). Según la encuesta de población activa de 2002, el sector daba trabajo a 12,7 millones de personas, el 7,9 % del total de la población activa de la EU-15.

La proporción de los trabajadores de la construcción en la población activa total oscilaba entre el 5,5 % de Suecia y el casi el 12 % de España, que era el país de Europa con más empleados en el sector (tenía más de 4 puntos de diferencia con la media europea).

Si el sector ya era importante en Europa, el impacto en la economía española era aun más relevante por múltiples razones:

  • De forma directa, ya en el año 2004, su Valor Añadido Bruto llegó a representar el 9,5 % del Producto Interior Bruto español (casi el doble del europeo) y el 11,8 % del empleo.
  • La importancia relativa del sector de la construcción se puso de manifiesto con la aportación directa e indirecta sobre el aumento real del PIB y del empleo en España entre 1996 y 2004. Los datos son sin duda relevantes, ya que el 21,6% del aumento del producto total y el 32,9% del incremento del empleo tuvieron su origen durante aquel período, en el que se contribuyó al mayor grosor de la “burbuja inmobiliaria”.
  • Desde 1998 hasta 2004 se crearon más de 440.000 empresas, de las cuales el 40% tenían su origen en el sector de la construcción.
  • De tal manera que en el año 2004, último año de la era Aznar, de cada 3 empresas creadas en España, 1 era del sector de la construcción e inmobiliario. Existían un total de 391.487 empresas que empleaban a 2.058.700 personas.
  • Actualmente, el número de ocupados en la construcción es 1.978.000 personas, pero a mediados de 2007 llegó a superar los 2.717.000 ocupados.

Por tanto, uno de los motivos de que en España se haya agudizado el desempleo, más que en el resto de Europa, es fundamentalmente como consecuencia de la gran dependencia económica del “ladrillo” propiciada por el gobierno del PP,  que impulsó el desarrollo económico y la generación de empleo, en nuestro país, a través del sector de la construcción.

  • El número de parados en la construcción durante el último año ha crecido un 144%. Casi una tercera parte del incremento del paro en nuestro país durante 2008 procede de este sector.

De tal manera, que la grave restricción crediticia, a causa de la crisis financiera, ha dado lugar al estallido de la “burbuja inmobiliaria”, que está teniendo también un gran impacto negativo en las industrias auxiliares de la construcción.Sin embargo, esta sobredimensión del sector de la construcción no se ha dado en otros países de nuestro entorno.

SEGUNDO.- En 2008, la población activa en España ha aumentado en 643.000 personas, el doble de lo que ha crecido en Alemania y Francia juntas. Este incremento de población activa constituye una tercera parte de lo que ha aumentado ésta en toda la zona euro durante el año pasado.

Así que Aznar no está legitimado para dar recetas ni proponer soluciones a la crisis. Es más…. si está tan seguro de que con él no habría crisis, y que tiene la “solución”, debiera al menos de haberle contado todo eso a su amigo BUSH, cuando fumaba puros en el rancho de Texas, y le hubiera evitado perder unas elecciones y el descrédito a nivel internacional por ser el peor gestor económico de toda la historia de los Estados Unidos.

¡Qué mal amigo eres Aznar…! ¡Mira que no decirle nada a Bush teniendo la solución!

Las recetas de Aznar para la crisis…, más paro.

José María Aznar, actual presidente de la FAES (laboratorio donde se cuece y elabora el ideario político de la derecha española), intervino ayer en un foro de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) para dar sus recetas contra la crisis.

En su intervención,  Aznar, volvió a dejar “perlas” que no pueden pasar inadvertidas: señaló que la crisis tiene raíces “económicas pero también políticas y morales”. ¡Evidentemente no descubre nada nuevo…! unas raíces políticas como consecuencia de aquellos gobiernos neoliberales, como el que presidió él en España, que han propiciado la “no regulación” de los mercados para contribuir al beneficio fácil, rápido y especulativo de quienes más tienen, es decir para facilitar que los ricos sean más ricos…

Raíces morales… porque desde el neoliberalismo económico, en el que mucho tiene que ver la derecha española, se ha permitido el engaño, la especulación y la impunidad en la forma de operar de la economía mundial y muy especialmente en el ámbito del sector financiero. Por cierto… todavía hay personajes que han saqueado los ahorros de los ciudadanos, que han llevado a la quiebra a bancos y que se pasean con total libertad por el mundo con los bolsillos llenos… ¡Mejor que  Mr. “Ansar” no hable de moralidad!.

Y por fin las recetas de la derecha ideológica española (Aznar) contra la crisis: “retomar con urgencia una nueva Agenda Nacional de Reformas muy ambiciosa que apueste por la austeridad, el recorte del gasto público o la contención del empleo público”, entre otras cuestiones como “la racionalización del modelo autonómico, las rebajas de impuestos y una nueva oleada de privatizaciones de empresas públicas”.

Recorte del gasto público ¿de dónde…? de las prestaciones por desempleo, de la dependencia, de las pensiones, de la sanidad, de la educación, de los salarios de los funcionarios públicos (de la policía, de la guardia civil…). En definitiva lo que la derecha española quiere es recortar el gasto público para limitar las coberturas sociales y que no se gaste dinero en las personas más débiles, con más necesidades. Y ante esto los socialistas dicen NOOOOOO…, porque desde el gobierno se seguirán afianzando los pilares del bienestar y la cohesión social, sobre todo ante esta situación de crisis.

Las rebajas de impuestos… ¡cuales y para quienes!. La derecha nunca lo dice… Y no lo dice porque en su mente están quienes están…, precisamente los que más tienen. Ante tal circunstancia, aunque al PP no le guste, los socialistas seguirán practicando la redistribución de la riqueza… y manteniendo un nivel de impuestos adecuado que garantice la prestación de los servicios esenciales para la sociedad.

Privatizaciones….  según Aznar, “reformas para mejorar la calidad del sistema educativo y reformas para mejorar la eficiencia y reducir el coste de los sistemas sanitarios”. ¡Vamos… eso no se lo cree ni…..! Pues si esas son las aportaciones del PP para luchar contra la crisis…., hacer beneficio empresarial a costa de los servicios sociales, más nos vale a los españoles que tarde mucho tiempo en llegar la derecha al poder. Claro…, así no resultan extraños los intentos privatizadores de la sanidad llevados a cabo por su amiga “Espe” en Madrid.

Y finalmente, para Aznar, ante la crisis España “necesita acometer una profunda reforma laboral, que no eluda aspectos tales como la negociación colectiva, las modalidades de contratación, el papel de la administración laboral en los procesos de despido colectivo, la intermediación laboral o las políticas activas”. En definitiva… los mismos planteamientos que la CEOE: cargarse la negociación de convenios y fomentar los acuerdos individuales para debilitar el movimiento sindical, flexibilizar la contratación para que existan aún más contratos en precario, facilitar y abaratar los despidos. En definitiva, ese largo etc. al que ya estamos acostumbrados haya o no crisis.

Estas recetas ponen, una vez más, al descubierto la  doble moral de la derecha española que por un lado dicen manifestarse a favor del empleo y por otro lanzan mensajes de privatización, desregulación y facilidades para despedir. Por ello estoy convencido que de gobernar actualmente el PP estaríamos en el horizonte de los 6 millones de parados en España y los 2 millones de parados en Andalucía.

Por tanto, ante todo este cúmulo de “despropósitos” es normal que el gobierno de España y el de Andalucía le digan al PP que Noooooooooooooo, que los trabajadores y los ciudadanos en general no son los responsables de esta crisis y que por tanto no van a ser los que paguen los excesos de otros, excesos a lo que sin lugar a dudas ha contribuido la derecha española.

Aznar ha sido despedido.

Mirad la noticia que he encontrado en el Diario CORDOBA:

“AZNAR, DESPEDIDO

La semana no ha podido ser más dura para José María Aznar. No solo ha asistido a la inmersión del PP en un torbellino judicial, al que la formación ha llegado tras un no menos estruendoso caso de presunto espionaje. Además, el ex presidente del Gobierno ha sufrido en sus propias carnes los efectos de la crisis: ha sido despedido.

Aznar ha perdido su empleo como miembro del consejo asesor de Centaurus Capital, empresa especializada en fondos de inversión de alto riesgo, según informó ayer The Guardian. Centaurus ha decidido prescindir de su consejo asesor a causa de la crisis. El órgano incluía, entre otros, al ex ministro de Economía del Reino Unido Kenneth Clarke. Fundado en el año 2000, Centaurus Capital gestiona unos activos de más de 4.500 millones de dólares (3.475 millones de euros). “