EL PACTO ANTICORRUPCIÓN DE RAJOY

Este fin de semana se ha celebrado una Convención de la que el PP ha salido muy unido. Tan unido que en el colofón de la misma no estaba ni Esperanza Aguirre, ni Camps , ni Rita Barberá, por lo tanto faltaban los máximos exponentes de las dos regiones más importantes donde gobierna el PP, además del Ayuntamiento de Valencia… todo un símbolo para la derecha española. Pero supongo que para algunas personas será difícil estar presentes en foros en los que Rajoy reclame unidad (caso de Esperanza) y limpieza (caso de Camps).

No obstante, lo importante del cónclave han de ser las propuestas que de él emanen hacia la sociedad. Y lamentablemente aportaciones a la situación del país, la verdad es que pocas, por no decir ninguna.

Salvo la crítica que ha realizado Javier Arenas a la futura Ley de Economía Sostenible, poco más. Por cierto… tampoco es de extrañar, que no haya aportado ninguna idea para orientar nuestra economía hacia un modelo de desarrollo no tan dependiente del “ladrillo”. El “campeón andaluz” sólo plantea como alternativa que: “la situación económica que vivimos no se afronta sin reformas” y plantea como reforma lo de siempre “la reforma del mercado de trabajo”. Pero eso sí, sin mojarse, sin decir que tipo de reforma es la que pretende el PP.

Aunque a estas alturas ya, poco a poco, vamos conociendo la agenda oculta de Arenas para Andalucía o la de Rajoy para España en cuanto a sus pretensiones para los trabajadores, que no es otra cosa que el despido más barato, por no decir libre. Cuestión que, por otro lado, no se atreven a plantearla abiertamente.

Pero lo verdaderamente lamentable es que mientras el gobierno utiliza a Andalucía como referente para el nuevo modelo de desarrollo sostenible, el PP maneja nuestra región como referente de corrupción, cuando todos sabemos en qué comunidades autónomas están sucediendo hechos bochornosos como el caso Gürtel.

Y es que el pasado día 5 de noviembre, nos despertamos en Andalucía con la noticia de que Arenas planteaba “un pacto por la transparencia y contra la corrupción”. Precisamente lo mismo que ha dicho Rajoy en la convención del fin de semana. Supongo que Arenas habrá recogido el guante de su jefe y como esta propuesta no la podían hacer, por lo que ya sabemos, ni desde Madrid, ni desde la Comunidad Valenciana, pues le ha tocado lanzarla aquí.

Pero lo peor de todo esto es que el cónclave ha puesto de manifiesto cuales son las verdaderas preocupaciones del PP. Les angustia algo que les está haciendo daño internamente, la corrupción, más que por ejemplo la situación económica del país. ¿Por qué no han pedido un pacto para hacer un frente común contra la crisis? Porque eso no les interesa, eso no les reporta votos…

Estoy convencido que el PP pide un pacto anticorrupción temiéndole a los dos tercios del sumario Gürtel que en breve verán la luz pública y para diluir tal circunstancia pretenden, encima, liderar la limpieza y la honestidad de la vida política española.

No obstante voy a recordar algunos hechos recientes: cuando el presidente del gobierno  propuso el 10 de febrero de 2009, en el Congreso de los Diputados, un proyecto de “cooperación nacional” con todos los partidos políticos para luchar contra la crisis, la respuesta de Rajoy fue “Dice usted que pide ayuda. Perdóneme pero no es verdad, lo que nos pide es la complicidad con una política que ha acreditado sus ruinosas consecuencias”.

Pues yo creo que eso mismo es lo que está haciendo Rajoy y Arenas con su propuestas anticorrupción, pretenden que todos seamos cómplices de sus corrupciones internas. Por lo tanto que beban de su misma agua y se apliquen la misma respuesta….

Es más creo que, antes de querer aparentar lo que no son, primero debieran pedir disculpas al exministro Bermejo, a Garzón, al Gobierno de España, al ministro de Interior, a los jueces, a la policía y en general a la sociedad española, por poner en permanente cuestión el Estado de Derecho.

La diferencia entre “cazar” y “trincar”·

Grave error el del PP, con la que le está cayendo encima, salir en tromba arremetiendo contra todos como si jabalí herido se sintiera.  Pero al final  la herida  acabará consumiendo  ese ímpetu, el último aliento y definitivamente se impondrá lo inevitable… Por lo tanto, en el PP que últimamente hablan mucho de cazar…, debieran de tener en cuenta estas circunstancias, pues están heridos porque alguien los ha descubierto, no olvidemos que antes de que los pillaran estaban, según ellos, muy sanos…

Pero ahora voy a hablar de “trincar” en los mismos términos que lo hace el periodista Carlos Carnicero…. y es que las grabaciones dadas a conocer por la Cadena Ser son escalofriantes. Se habla recalificaciones de terrenos en lenguaje propio de los gánsters de las películas de El Padrino. Se habla del “reparto de la pasta” con el mismo estilo con el que lo hacen los narcotraficantes.

Dice Carnicero en el Plural.com que la estrategia de cerrar filas sólo puede terminar contaminando a quien no esté pringado. Los datos son exponenciales en la percepción psicológica sobre los personajes a medida que se conocen detalles. Desde la forma de engominarse el cabello o peinarse los bigotes hasta la hechura de los trajes que se supone fueron abonados por los sobornantes. Pura medida en tejido italiano que no se arruga ni se ensancha. Sólo eso justificaría el precio.

Según Carlos Carnicero, nada de lo que se ve es edificante y la teoría de la conspiración emprendida supuestamente por el poder para acabar con el PP no tiene crédito porque tal operación sería innecesaria: la tozudez de los hechos y la fuerza de gravedad de los acontecimientos tiene una deriva imparable en la implosión que se está produciendo en el seno del partido conservador.

El periodista entiende (yo también lo dije en su momento) que no queda más remedio que la cirugía. El cáncer puede hacer metástasis en los cuerpos sanos y al final los sufridos militantes del Partido Popular pueden llegar a estar contaminados por una enfermedad que hay que erradicar.

Carlos Carnicero afirma que tantas manos se han puesto en el fuego que no va a haber suficiente ungüento en las unidades de quemados. Es hora que la dirección nacional del PP encabece la investigación y la colaboración con la fiscalía para tratar que el descrédito termine antes de que todo sea un inmenso lodazal de recalificaciones, grabaciones obscenas y trajes a la medida.

Por tanto resulta evidente que una cosa en “cazar” y otra muy diferente “trincar”. De hecho… si no hubiesen trincado no los hubiesen “cazado”.  He ahí la cuestión… la culpa no es de los que cazan… sino de los que hacen daño y no quieren ser “cazados”…

La teoría de la conspiración del PP no cuela en la calle.

Mirad los resultados de una encuesta que publica el Diario “CORDOBA”.

espionaje

garzon

Total, que lo de repetir muchas veces una mentira hasta que se haga verdad solo tiene efectos entre los fieles más acérrimos del PP.

Por cierto, hay un fallo en las tablas, unos datos que no están en su sitio. ¿Quien lo encuentra?

El PP ha puesto el “ventilador”… y le va a devolver el aire en la cara.

El PP está cometiendo un error de “bulto” que al final pagará caro. En vez de cortar por lo sano como ha hecho el PSOE con los últimos casos de corrupción, se ha enrocado orquestando varias estrategias.

Entre la gran lista de torpezas que está cometiendo la plana del PP, la primera fue la de imputarse a sí mismos, cuando nadie los había inculpado, cometieron el error de entonar el “mea culpa” (pues afirman que todo esto es contra el PP) en vez de aislar a los supuestos corruptos. ¡Craso error!. La segunda torpeza, intentar torpedear a la justicia lanzando sospechas sobre la autonomía de los jueces en vez de dejarlos trabajar…

Y la tercera diseñar una estrategia de “poner el ventilador” para repartir su basura por todas partes haciendo culpables de sus problemas al PSOE, al gobierno, al fiscal general del estado, al ministro de justicia, al juez que instruye el caso…, en definitiva a cualquier ciudadano que pase por allí menos a los “presuntos corruptos”.

El PP cree que la mejor defensa es un ataque. Bueno pues ya que a Rajoy le gustan tanto los símiles deportivos quiero decirle que eso no es siempre así. No sé si vio el partido de España-Inglaterra donde perdieron los que empezaron atacando incesantemente. Y es que un buen ataque viene bien siempre que uno es fuerte y capaz de mantenerlo, pero sin olvidar la retaguardia…, que trasladada a la política, retaguardia es “estar limpios”.

Pero precisamente la retaguardia del PP hace aguas por todos lados, porque ni ellos mismos saben cuál es la dimensión de la supuesta corrupción ni cuantas personas del PP podrían estar vinculadas con la trama que se está investigando.

Yo creo que Rajoy debería dedicar todos sus esfuerzos a investigar dentro de su partido y a cortar “el mal por lo sano” en vez de mirar para otro lado y culpar de las corruptelas a quienes verdaderamente las cometen.

Pero a lo mejor no se atreve porque los “presuntos” son de los suyos. ¡De sus apoyos… !, de quienes lo mantienen al frente del PP. ¡Qué gran diferencia entre el Rajoy que actuó contra la diputada catalana y el Rajoy que ante casos también muy graves no mueve un dedo… ! ¿Será que se está jugando su continuidad al frente del PP?. ¿Será que está temiendo que los ciudadanos los castiguen en las urnas?. ¿Serán las elecciones autonómicas gallegas y vascas su prueba de fuego…? Lo veremos…

El PP es respetuoso con la justicia… si no les toca a ellos.

El pasado día 17 de junio de 2008, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, declaró en rueda de prensa que su partido “tiene un interés especial en erradicar todos los casos de corrupción de la vida política”, ya que perjudican a los ciudadanos, pero también a los concejales y alcaldes que desarrollan una “labor intachable”.

Sáenz de Santamaría pidió ser “muy respetuosos” con los procedimientos judiciales con el fin de que puedan avanzar con la “agilidad necesaria” para descubrir todas las irregularidades supuestamente cometidas en el Ayuntamiento de Estepona.

Dentro de la operación desarrollada en Estepona fue detenido el alcalde socialista, Antonio Barrientos, así como otros miembros del Consistorio malagueño.

Los otros detenidos fueron el ex portavoz del PSOE Francisco Zamorano; el concejal de Hacienda, Manuel Reina, del Partido de Estepona; el arquitecto municipal, Arturo Cebrián; y el jefe de la Alcaldía, José Flores.

Además, también fueron arrestados varios empresarios. Los delitos que se investigaban y que se imputaban a los detenidos eran los de cohecho, tráfico de influencias, prevaricación y blanqueo de capitales.

Nada más descubrirse el caso de Estepona, el PSOE decidió de inmediato abrir el proceso de expulsión del partido con carácter urgente del alcalde de la localidad malagueña de Estepona, Antonio Barrientos.

Está es también la gran diferencia de como actúa el PP y el PSOE ante los casos de corrupción y lo que unos decían y dicen de la justcia que sólo hay que dajarla trabajar cuando no están bajo sospecha personas vinculadas al PP…

Puro cinismo y doble moral: justicia sólo para los demás, porque cuando les toca a ellos la jsuticia no funciona y se trata de conspiraciones contra el PP.