LA DERECHA ES ASI…

La mayoría de la gente tiene claro que la derecha española es muy peculiar, yo diría que bastante particular. Tanto es así que su evolución en los últimos setenta y cinco años, es prácticamente nula. Por ello a nadie extraña sus comportamientos, sus acciones y sus omisiones ya que su táctica y sus procedimientos, aunque con alguna sofisticación, siguen siendo los mismos.

El problema vendría cuando desde la otra orilla política pudiera pensarse que la derecha iba a ser tan responsable como para dar una tregua a sus “aspiraciones” y cogerse de la mano del gobierno en aras de sacar al país de la grave situación de paro por la que atravesamos. Creer en eso sería como esperar un milagro que nunca se iba a producir,  por que en el PP creen que el verdadero milagro se lo han encontrado ellos, un milagro llamado crisis. De hecho ese es el nombre de cada uno de los/as candidatos/as populares en los municipios y Comunidades Autónomas donde se celebrarán elecciones el 22 de mayo.

Dicho esto, a nadie se le escapa que el binomio “derecha-poder” es algo que se repite a lo largo de la historia. Es algo propio de su ADN pues tienen un gen dominante, llamado  “poder”, que les lleva a sentirse seres preponderantes en lo político, en lo social y ya no digamos en lo económico. Por eso su biología les impide reconocer que puedan ser gobernados por otros y actúan con absoluta maldad, perversidad e inquina para poder conseguirlo como sea. Ellos no pueden permitir bajo ningún concepto que los “rojos” se dediquen a redistribuir los bienes de este país. De hecho en época de Aznar las bajadas de impuestos beneficiaron exclusivamente a los ricos. Los que más tenían aumentaron su riqueza propiciando que la distancia con los menos pudientes se acrecentara.

Y en esa estrategia de atrapar el “mando” a toda costa, primero utilizan el desprestigio del gobierno, precisamente legitimado por más votos que los que ellos obtuvieron y, tras un subidón del “gen”, proclaman que sólo ellos son capaces de sacar al país de la situación de paro en la que está inmerso, que los demás son tontos y no valen. Claro que previamente se les olvida mencionar cómo Cristóbal Montoro, en su época de Ministro, incitaba  a las familias a endeudarse en la compra de un piso porque ese era el mejor plan de inversión a largo plazo. Y  consecuencia de ello también se les olvida mencionar que el gran desfase en el paro lo ha originado precisamente el sector de la construcción, pero claro ellos nada han tenido que ver en todo esto.

Es tanta la subida de “poderina” de la derecha que ni se ruborizan cuando afirman que en este país nada funciona y que ellos serán los salvadores de la patria ¡claro como siempre! Pero sin embargo cuando se mira hacia donde ellos gobiernan observamos cómo la sanidad está peor y con visos de ser privatizada, en educación restringen derechos como la gratuidad de los libros o recortan la becas, o cómo no aplicanla Leyde Dependencia a las personas mayores, etc.

Para el PP en España nada funciona y arremeten contra los jueces, los fiscales y la policía, imagino que motivados por ese ansia de poder y por creerse que el poder es absoluto y suyo. Últimamente embisten incluso contra la televisión pública española y la andaluza  porque entienden que la única expresión ha de ser la que ellos controlan como teleCamps, teleOña… Es mas, estoy convencido que Rajoy garantizaría la libertad de expresión en nuestro país intentando poner de director de todas las televisiones a Urdaci.

 La derecha dice que todo está malo pero luego se lo comen todo… Recuerdo cuando decían que los planes anticrisis solo servirían para hacer aceras, hoy sin embargo sus alcaldes venden políticamente todas las obras que han realizado con el Plan Zapatero y el Proteja dela Juntade Andalucía.

Ahora la derecha se deshace en compromisos y galimatías… ¡van a hacer más y mejor con menos dinero, pues bajarán los impuestos, pero a su vez serán austeros! Lecciones de ingeniería financiera que primero debieran de explicarnos a todos los mortales para saber como se hace eso.

Pero el PP es consciente de que sus planteamientos electorales no dejan de ser  una entelequia que ni pueden, ni quieren cumplir. Y si llegaran a gobernar, estoy convencido que esta derecha española, tan previsible como su comportamiento histórico, culparía a Zapatero y al PSOE para de esta manera evitar aplicar una  redistribución de la riqueza y no fortalecer  los pilares de bienestar social.

Y aunque Rajoy y Arenas pretendan evitar ese debate, eso es precisamente lo que los ciudadanos se juegan en cada proceso electoral, la aplicación de un modelo económico y social u otro. Siempre se podrá elegir entre el del embudo de la derecha, el ancho para los pudientes y el estrecho para los demás, o el redistributivo de la izquierda para equiparar a la sociedad. O se puede optar por la otra estrategia puesta en marcha por el PP que es quedarse en casa y que otros decidan.

EL PP PARTIDO DE LOS TRABAJADORES

Visto lo visto, en estos momentos, también podría haberse denominado Partido de los Parados. Pero no porque defiendan a quienes pierden su empleo, sino porque en el PP sólo se dedican a “contar personas paradas”  y su felicidad es máxima cuando lo hacen al alza.

 Ellos, ahora mismo estarían en un estado de excitación y gozo plenos si en vez de bajar el paro en Andalucía y en España, tal y como está sucediendo, estuviésemos ya en el millón y medio o en los cinco millones de parados respectivamente. Evidentemente ante la crisis que estamos padeciendo, las mentes “populares” sólo albergan un deseo…, cuanto peor…, mejor. Es decir cuanto peor les vaya a los españoles y a los andaluces mejores serán sus expectativas electorales. Y de ahí no van a salir porque en sus cabezas no están las imágenes de las personas que lo están pasando mal, la única foto con la que sueñan es la de Moncloa.

 Y es que con motivo de la publicación de los datos de paro registrado del mes de Junio, nadie ha oído a Rajoy, Soraya, Cospedal, Montoro, Pons, Arenas, Sanz, Oña, ni nadie que se les parezca…, hablar de la evolución positiva del paro registrado en España y en Andalucía. ¿Cómo es posible que un autoproclamado partido de los trabajadores no se alegre de que cada vez haya más personas que abandonan las listas del paro?

 Pues no se alegran porque los guiños a los trabajadores forman parte de su farsa. Forma parte de esa forma mezquina de hacer política con las desgracias humanas. Forma parte de la dualidad del pensamiento conservador español, capaz de ponerle una vela a Dios y otra al diablo. De decir una cosa y la contraria, de vender públicamente que defienden a la clase trabajadora, cuando realmente le estaban “dando clase” a Díaz Ferrán para que dinamitara el diálogo social y que no hubiese acuerdo en cuanto a la reforma del mercado de trabajo.

 Un partido de los trabajadores que lleva “azuzando” a los sindicatos durante dos años para que hagan huelgas. Pero ¡ojo… a ver que tipo de huelga hacen!, porque si no es contra Zapatero, la huelga ya no vale. Si la huelga es como la del metro de Madrid, entonces se trata de una huelga política promovida por el gobierno socialista contra el PP. Y entonces se olvidan de que son el partido de los trabajadores y exigen una ley de huelga para mermar los derechos fundamentales y constitucionales del trabajador.

 Por tanto en el PP no habrá habilidad, o ganas, de arrimar el hombro en la lucha contra la crisis, pero en el arte de los discursos populistas sin contenido ni soluciones, en la maestría de retorcer los argumentos y en la maña de distorsionar la realidad,  son unos verdaderos artistas.

 Pero todo esto lo hacen porque se han convertido en un partido deshumanizado, sin valores ni principios, que no persigue el interés general de los ciudadanos sino el propio. Y estoy convencido que en su momento la gente, que es más larga de lo que cree el PP, dará cuenta de ello.

TRES FORMAS DE ACTUAR ANTE UNA CRISIS…

Creo que para una persona como Zapatero, que gobierna este país desde la perspectiva de afianzar el estado de bienestar social, ha debido ser traumático tener que tomar una decisión como la de recortar el salario de los empleados públicos. Pero estoy convencido que más doloroso tiene que haber sido plantear la congelación de las pensiones. Medidas que, sin lugar a dudas, no gustan ni al gobierno ni al partido socialista pero que al parecer, lo marca la propia Unión Europea, son las que calman los “mercados” y las que pueden evitar que España sufra las especulaciones financieras que han afectado a otros países.

Medidas difíciles de entender, porque al final a todos los ciudadanos nos va a tocar pagar los desmanes de aquellos que han originado esta crisis. Pero puestos a realizar un esfuerzo, también es necesario que ese esfuerzo se haga en proporción del nivel económico de cada persona, sin excepciones, y el que más tenga…, que contribuya más. Es decir la equidad debe primar hasta en la solidaridad que se les exija a los ciudadanos. Y espero que el gobierno andaluz y de España así lo hagan.

Mientras tanto… ¿qué hace Rajoy?, o mejor dicho “Mister NO”, pues decir una cosa y la contraria. Critica al gobierno y le dice que despilfarra, pero luego no apoya un plan de austeridad. Luego habla de recortar el gasto público, pero donde ellos gobiernan es donde existe mayor índice de endeudamiento público, caso de los Ayuntamientos de Madrid o Valencia. Pura incongruencia o quizás cinismo.

¿Cómo se puede pedir, en las circunstancias que estamos, destinar el 6% del PIB andaluz a educación, más apoyo financiero a los Ayuntamientos y más infraestructuras y a la vez rebajar los impuestos? Bueno pues esto lo dicen los Sres. Sanz y Arenas del PP de Andalucía pero ojo…, sin ruborizarse. Y es que, como dice el presidente Pepe Griñán, no se puede sorber ni soplar a la vez.

No quiero finalizar sin reflexionar también sobre lo que está haciendo otro personaje de la escena pública española. El Sr. Díaz Ferranz, el empresario de los empresarios. Esa persona que siendo incapaz de gestionar sus propias empresas, a las cuales ha llevado a la ruina, pretende darle clases a todo el mundo de lo que hay que hacer con el mercado de trabajo.

Este empresario “modélico” se ha convertido en un sicario del PP puesto que, siguiendo las directrices de Rajoy, no va a pactar con los sindicatos ninguna reforma laboral. Ya lo ha dicho “lo importante es que con acuerdo o sin él, habrá una reforma laboral”. Y es que Díaz Ferrán pretende que la reforma se impuesta por el gobierno para que así se le echen encima  los sindicatos.

Esta es la estrategia en la que está inmerso el presidente de la CEOE, que es la de acoso al gobierno a través de un más que probable enfrentamiento con los sindicatos. Yo creo que este empresario más que darle dinero a la “cojonuda” Espe para su última campaña electoral debiera de haberlo guardado para pagar los muchos salarios que todavía debe a los trabajadores de sus empresas.

Dicho esto, no se yo quién de los tres estará actuando con mayor deslealtad para el país…

El gobierno protegerá a los trabajadores autónomos que cesen en su actividad.

*INFORME SOBRE LA PROPUESTA DE PRESTACIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD DE LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS

  • El Gobierno ha optado por un sistema mixto, entre voluntario y obligatorio.
  • La duración de la protección va desde los dos a los seis meses, en función del periodo cotizado, y su cuantía oscila entre un mínimo de 583 euros y un máximo de 1.383 euros mensuales según las circunstancias personales.

El Consejo de Ministros ha recibido un Informe del Ministro de Trabajo e Inmigración sobre la propuesta de un sistema de prestación por cese de actividad de los trabajadores autónomos. Con ello se da un importante paso en el cumplimiento del mandato contemplado en la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo.

De acuerdo con la Ley, el Gobierno ha elaborado una propuesta que recoge un sistema específico de prestación para aquellos trabajadores autónomos que cesen en su actividad de manera involuntaria, basado en tres principios básicos: contributivo, solidario y sostenible financieramente.

El sistema adoptado es de carácter mixto, entre voluntario y obligatorio. Tendrán derecho a la protección por cese de actividad los trabajadores autónomos que tengan protegida la cobertura por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Según la normativa hay dos tipos de colectivos afectados:

  • Los trabajadores autónomos que obligatoriamente tienen que cotizar por accidentes de trabajo y enfermedad profesional, que son los trabajadores autónomos económicamente dependientes, y los trabajadores autónomos que estén en actividades profesionales con un mayor riesgo de siniestralidad.

Se estima que, cuando se determinen esas actividades de mayor riesgo de siniestralidad (previsiblemente transporte, construcción y algunas actividades industriales) y se desarrollen los contratos de trabajadores autónomos económicamente dependientes, el número de autónomos cotizantes ascenderá aproximadamente a un millón.

  • Los trabajadores autónomos que voluntariamente opten por cotizar por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. En la actualidad hay 363.375 trabajadores autónomos que cotizan por esta cobertura, dato que no incluye a los trabajadores autónomos del sector agrario que son 176.000.

La duración de la protección estará en función de los periodos de cotización efectuados dentro de los 36 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad, de los que al menos doce meses deben ser continuados e inmediatamente anteriores a dicha situación de cese, de acuerdo a la siguiente escala:

La prestación se cobrará durante dos meses si se ha cotizado entre 12 y 17 meses inmediatamente antes del cese; durante tres meses para la de 18 y 23 meses; durante cuatro meses para la de 24 a 29 meses; durante cinco meses para la de 30 a 35 meses, y durante medio año para las cotizaciones superiores a 36 meses (durante nueve meses para las personas mayores de 60 años).

 La cuantía del subsidio, durante todo su periodo de disfrute, será del 70 por 100 de la base por la que venía cotizando durante los doce meses anteriores. Sobre la base mínima del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de 833,40 euros mensuales para 2009, la prestación alcanzaría los 583,38 euros y la prestación máxima puede llegar a 1.383,9 euros en el caso de tener dos o más hijos.

Puesto que en los primeros doce meses no existe gasto en prestación, se ha establecido un tipo de cotización para los trabajadores autónomos del 1,5 por 100 de la base, con una reducción del 0,5 por 100 en la cotización por la cobertura de incapacidad temporal, por lo que el trabajador cotizará efectivamente para el primer año sobre un 1 por 100, por lo que, sobre la base mínima de 833,40 euros, la cotización mínima sería de 12,5 euros mensuales sin aplicar la reducción de 0,5 por 100 y de 8,33 euros con la reducción.

Cada año la Ley de Presupuestos Generales del Estado establecerá el tipo de cotización que permita financiar este sistema de protección de los trabajadores autónomos que cesen involuntariamente en su actividad.

Por tanto el gobierno, ante la crisis sigue protegiendo a los colectivos más perjudicados, los desempleados y los autónomos…, otros, como el PP, mientras tanto como la cigarra en verano…canta , canta y sólo canta…

Se puede decir más alto pero no más claro…

Existe una serie de personajes empeñados en que los “platos rotos” de la crisis” los paguen los trabajadores, caso del presidente del Banco Central Europeo, del gobernador del Banco de España, de la CEOE, de Aznar, de Rajoy, de Cristóbal Montoro, etc. que permanentemente andan pidiendo reformas del mercado laboral y fundamentalmente el abaratamiento del despido.

Y yo en esto de “abaratar” siempre he entendido que cuando alguien baja el precio de algo es para que se consuma más. Por tanto un abaratamiento del despido conllevaría más despidos, que a lo mejor es lo que desea el PP para que lleguemos a los 5 millones de parados   y así finiquitar al gobierno socialistas sin “mancharse de polvo”.

Pero mucho me temo que Zapatero no les va a dar con el gusto y es que lo puede decir más alto, pero no más claro. Hoy ha anunciado que  “No está en mi programa abaratar el despido ni restringir derechos laborales”. Y también ha dicho que “Es muy distinto ser gobernador de un Banco Central que presidente del Gobierno; respeto todas las opiniones, pero una cosa es opinar como experto y otra gobernar para la ciudadanía”.

Y es que Zapatero, aunque le pese al PP, se mantiene en sus trece de salir de esta crisis reforzando la protección social y protegiendo los derechos laborales. Todo lo contrario de lo que huviese hecho la derecha si en estos momentos estuviese gobernado…, porque de haber sido así.., ahora estaríamos hablando de muchas más personas pasándolo mal tras ser despedidos por un “módico precio”. 

 

Que lo diga … que lo diga!!!!!!

¿Llamará Rajoy a Merkel, Sarkozy o Berlusconi, políticos pocos convincentes o de chistera…?

La caída del Producto Interior Bruto (PIB) en un 2,9% durante el primer trimestre de 2009, pone de manifiesto que los primeros meses de este año posiblemente hayan sido el  momento más delicado de la crisis. Al menos así lo han puesto de manifiesto la mayoría de los organismos monetarios internacionales.

Pero también existen voces cualificadas que empiezan a detectar, dentro de las grandes dificultades, algunos brotes verdes. Y es que, evidentemente, las medidas adoptadas por Estados Unidos y el conjunto de países de la Unión Europea tienen que empezar, aunque sea de manera tenue, a dar algunos signos positivos. Una evidencia que el PP se niega a reconocer.

La propia Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha manifestado que hasta la fecha, el esfuerzo  del Gobierno Español en la lucha contra la crisis supone entre el 3 y el 4% del PIB, y esta circunstancia, según palabradas de su responsable en España  Juan Felipe Hunt“, ofrecerá resultados en los próximos meses”.

La fortaleza de nuestro país, que no quiere ver el PP,  podemos observarla en la propia evolución del PIB en los países de la UE. Si bien es cierto que en España ha descendido el 2,9%, también es cierto que, según datos de Eurostat, el descenso medio en la UE de los 27 es del 4,4%; en Francia del 3,2%; en Italia del 5,9%, en Alemania del 6,9% y así sucesivamente…

Es evidente, que dentro de la mala coyuntura económica internacional, España pierde menos porcentaje de producto interior bruto que otros países, algunos de ellos gobernados por conservadores, a los cuales Rajoy no se atreverá, a pesar de obtener peores resultados que nuestro país, a decir de sus dirigentes “que son poco convincentes o que “sólo ofrecen medidas cogidas con alfileres o sacadas de la chistera”.

Rajoy ha convertido al PP, en el partido del NO a la colaboración y del NO al reconocimiento del esfuerzo y del trabajo en la línea certera. Por cierto una línea de trabajo consensuada a nivel internacional y concertada con el resto de los países europeos.

Y es que Rajoy no quiere pensar en un nuevo modelo económico renovado, verde, sostenible, en el que la construcción tenga una dimensión equilibrada. Su modelo económico permanece en la misma agenda oculta que su modelo social a base de recortar el gasto público y su modelo de relaciones laborales de abaratar el despido.